jueves, 28 de abril de 2011

La práctica del dharma.

Estaba con un viejo amigo que hacía tiempo que no se pasaba por el centro, en Déu i Mata.
Entonces llegó R. Se saludaron, charlamos un rato. Nos despedimos.
Al día siguiente recibí un comentario de mi amigo en su email:

Qué linda humanidad rezumaba ayer R.! Supongo que siempre es así, hacía tiempo que no lo veía.

Le respondí:

Sí, R. siempre rezuma humanidad. Y L. cada vez más parece una hermana pequeña de Tara. Y J. un bálsamo de aceite -puedo observar su paciencia de santo a veces, cuando me ayuda en la secretaría-, con la sonrisa continua en sus ojos claros. Y R. está de un suave amoroso y firme a la vez, todo tan claro en su enseñanza y en su ejemplo... Para qué seguir. Es un buen grupillo.


No se trata de adular a nadie ni de inflar su orgullo o su EP.
De hecho, tengo plena confianza en que, de oírlo, lo dejarían pasar, sin engancharse.
Se trata
de celebrar que, en tu vida personal, seas un ejemplo, un modelo, una manifestación
de la práctica
del dharma.
De celebrar (regocijarnos) en tu coherencia.
No sólo por tu propio beneficio personal
y el beneficio de los demás que se nutren de tu práctica,
(que crecen también con tu práctica)
sino, también (como insiste Kunsang una y otra vez), porque se lo debemos al dharma
que tanto nos ha dado.
Porque el tesoro del dharma
(la felicidad, la alegría, la sabiduría que te regala)
no puede pararse en ti
sino que tiene que seguir proyectándose
más y más,
hasta que llegue a todos los seres del mundo, de todos los mundos.

Y todo empieza en tu ejemplo personal.

En tu práctica del dharma.


lunes, 25 de abril de 2011

Retiro de Lamrim en el KMC Mahakaruna. Y 6.

Práctica subsiguiente: 
Familiarizarnos cada día con las meditaciones del lamrim.




Fin del retiro con las meditaciones en la vacuidad y la confianza en el guía espiritual.
Día de Lama Chöpa, así que clausuramos el retiro profundizando en la instrucción con las oraciones al guía espiritual, la raíz del camino.

Rabjor nos pide que, de vuelta a casa, nos esforcemos en que nuestra mente ordinaria no convierta en ordinario lo extraordinario.
Hemos hecho un trayecto intenso y transformador (y revelador) a través de las etapas del camino hacia la iluminación.
De vuelta a casa, aún podemos seguir familiarizándonos día a día con las meditaciones del lamrim, hasta estabilizar de una forma sólida las experiencias internas y personales que hayamos podido tener. Desarrollarlas incluso. Hacerlas más grandes hasta que acaben formando parte de nuestra manera natural de actuar, hablar, pensar y ser.

Cómo hacerlo?
Integrando la meditación en nuestra vida diaria.
Rabjor nos propone la sadhana de la Gema del Corazón, que es la práctica básica de nuestra tradición kadampa. Y en ella, incluir cada día una de las 21 meditaciones del lamrim.

Acabamos de realizar un trayecto con profundo significado.
Ahora depende de cada cual familiarizarse con él, con cada una de sus estaciones,
o dejar que se pierda en el olvido
como tantas y tantas aficiones anteriores, viajes y vacaciones
de las que al final apenas queda un remoto,
remoto,
recuerdo.


Protege el entusiasmo que te ha acompañado a lo largo del retiro.
Esfuérzate en que tu mente ordinaria no convierta en ordinario lo extraordinario.


Lunes, 25 de abril de 2011.




PD.
Comentarios de l@s asistentes:
- Estoy en la mejor habitación de la casa. (Ramón Pros).
(Lo cierto es que la mayoría sentíamos que estábamos en "la mejor habitación de la casa").
- Sería un rollo tener que volver a hacer retiro en otro lugar, ¿podremos hacer el retiro de verano en la casa? (Dolors).
- Es que en esta casa me siento super protegida (Anna).
- Estoy tan relajada y he dormido muy bien (Isabel).
- ¡Qué bien se duerme bien en la capilla! (Marisa).
- Hemos comido super bien (Teresa y Jose).
...

Y es que no podía ser de otra manera.

Gracias de nuevo a tod@s l@s que lo habéis hecho posible.

Retiro de Lamrim en el KMC Mahakaruna. 5.

 Dar.


A veces cuesta creer que un@ puede,
que tiene méritos suficientes (que algún día tendrá)
para proyectar luz de felicidad pura y permanente a todos los seres.
Y si yo no puedo, entonces busco inspiración. Luz (bendiciones) de aquéll@s que tengo más cerca.
(Es la función de la sangha, no? Para eso está).

Luz de L., que como una madre (sagrada) nos alimenta varias veces al día con luz y néctar en una mesa abundante.
Luz de R., que como un padre (sagrado) nos alimenta varias veces al día, incansable, con las palabras de Buda.
Y así, nuestro cuerpo y nuestra mente se van llenando más y más de luz de bendiciones
que empiezan a brotar, primero a trompicones (como un principiante inepto en sus balbuceos)
y luego más fluido. Aún torpemente.
Pero no cejamos en el empeño.
(Rabjor dijo que el desánimo es sólo cosa de la E.P., así que quítate de en medio).

Hasta que la imaginación en los planos se convierta en la experiencia
de apariencia
real.


La bodichita.

A veces cuesta, la meditación en la bodichita.
Cuesta creer que tú puedes llegar a ser un Buda y liberar a todos los seres.
Y quizás ves venir el desánimo y debilitarse la fe.
Pero Rabjor ha dicho que el desánimo es sólo cosa de la estimación propia, así que no le hagas caso.
Entonces, qué?
Quítate de en medio.
Y sigue adelante.

Quita de en medio a tu E. P. y sigue adelante en tu práctica.

Y a ver qué pasa.

Retiro de Lamrim en el KMC Mahakaruna. 4.

Seguimos reduciendo la estimación propia.




Al igual que yo, 
todos los maternales seres están hundidos 
en el océano del samsara.

Imagina que, en medio de una confrontación con tu pareja, con tu ex, con tu amig@, con tu jefe, con tu hija o tu hijo, en vez de reaccionar a la defensiva (a la defensa de tu estimación propia) permaneces inmóvil por un momento,
no como una piedra o un tronco,
sino que te paras (no reaccionas) y contemplas cómo, al igual que tú, esa persona que tienes delante, alterada, sufriendo, está hundida en el océano del samsara.
Al igual que tú,
tú y ella en el mismo barco,
en la misma experiencia kármica de confusión y sufrimiento.
Imagina que contemplas su sufrimiento
y dejas que se te parta el corazón.
(Como un mantra, lo repite Rabjor una y otra vez:
no tengas miedo
y deja que se te parta el corazón).

Y dejas que te salten las lágrimas
(hacia fuera o hacia dentro, da igual).
Y le das la mano y la abrazas
(sólo mentalmente, si no parece ser el momento apropiado en el guión).

Y suplicas, a quienes te pueden oír:
Bendecidme, para que me adiestre en la bodichita
y pueda liberar pronto
a todos los seres.

Seguimos reduciendo la estimación propia, la base de todo nuestro sufrimiento.

domingo, 24 de abril de 2011

Retiro de Lamrim en el KMC Mahakaruna. 3

¿Qué pasaría si te empezaras a relacionar con todos los seres desde la gratitud?

Imagina por un momento
que además de pagar con dinero el pan calentito de la mañana, le pagas con gratitud a la panadera que te tiende la barra por detrás del mostrador.
No tienes que decir nada, sólo sentir la gratitud y dejar que se exprese en tu mirada y en tu sonrisa,
o cualquiera que sea la expresión de tu rostro, da igual.
Imagina que le pagas también con gratitud.

Imagina que te relacionas desde la gratitud con tu compañer@ de trabajo (por estar ahí y colaborar contigo y permitir que tú puedas realizar tus responsabilidades);
con tu jefa o tu jefe; con tus profesor@s en la escuela o en la universidad.
Imagina que te relacionas desde la gratitud con tu pareja, por estar ahí; con tu ex, por haber estado y con quien seguramente has aprendido tanto (si has querido o sabido aprovechar la oportunidad);
con tus hij@s, por ponértelo fácil para practicar el cambiarte por los demás, por ayudarte a reducir la estimación propia,
por ser el reto más grande para combatir los apegos.
Imagina que te relacionas desde la gratitud con la profesora de tus hij@s;
con el pesado o la pesada de turno que te permite practicar paciencia e identificar tus engaños;
con tu amig@, cuando no te da la razón.

Imagina que has comprendido, experimentado, la bondad de todos los seres
y sientes gratitud hacia quienes hicieron la acera por la que caminas, la casa que habitas, la mesa en la que comes, la cama donde duermes,
la ropa que te viste,
los alimentos que te alimentan...

Imagina que sientes gratitud y,
sencilla y naturalmente,
se proyecta
en todas direcciones.

Cómo serían (cómo percibirías a) los seres con los que te relacionas?
Cómo sería el mundo en el que vivirías?
Cómo
tu experiencia personal?

Imagina por un momento que sientes gratitud hacia todos los seres
por hacer posible que, con ellos y a través de ellos,
tengas la oportunidad de practicar
y hacer
el camino hacia la liberación.
Porque sólo gracias a ellos
podrás conseguir
algún día
llegar al final del camino.

Apreciar la bondad de todos los seres te ayuda a empezar a estimar a los demás,
la plataforma desde donde puedes empezar a hacer cambios significativos en tu vida.

Retiro de Lamrim en el KMC Mahakaruna. 2.

Nadie dijo que fuera fácil.

Si algo se incomoda y altera dentro de ti...

Rabjor dice: el objeto de este retiro es desarrollar paz interior y sabiduría.
Y puede ser, sin embargo, que a lo largo de estas primeras meditaciones (en la muerte, el sufrimiento de los renacimientos inferiores, la renuncia...) algo se esté incomodando y alterando dentro de ti.
Sobre todo si éstas son tus primeras meditaciones y no entiendes muy bien qué quiere decir, y por qué, el objeto de meditación al que te conduce la contemplación del sufrimiento:
la determinación de practicar el dharma con entusiasmo
(si aún no has podido comprobar en tu experiencia personal la alegría de saber que conoces el camino de la liberación y de qué manera funciona).


En cualquier caso, si algo se incomoda y altera,
está bien que así sea.
Porque los esquemas se están moviendo.
Y nuestros esquemas se tienen que mover.
Quizás al principio te sientas mal, pero es el camino por el que tienes que pasar para reducir los engaños y la confusión.
Y una vez que nuestra confusión se reduce, se reducen nuestras expectativas del samsara.
Y surge la relajación.

Nadie dijo que fuera fácil el camino para salir del terreno escabroso y sufriente en el que nuestras perturbaciones mentales nos han metido.

Pero contamos con la alegría de conocer el camino (el dharma),
de contar con la ayuda de la sangha
y de saber, ahora, que no estamos sol@s en esta aventura,
inmers@s en una lluvia,
en un torrente incesante de bendiciones.

sábado, 23 de abril de 2011

Retiro de Lamrim en el KMC Mahakaruna. 1.

Jueves, 21 de abril de 2011.

Acuden unas 30 personas a pasar sus vacaciones de semana santa en un retiro de meditación.

Se trata del segundo retiro en esta casa recién adquirida (aún, prácticamente, enteramente del banco, ya sabéis cómo funcionan estas cosas de las hipotecas), en gran parte en obras y en el inicio del proyecto.
Nadie lo diría.
Comienza el retiro y lo que podría parecer a primera vista como un entorno quizás frío, a ratos incómodo, no en las más perfectas condiciones del confort del primer mundo,
cambia radicalmente de apariencia.

Comienza el retiro del lamrim con instrucciones sobre la preciosa existencia humana
y, junto a la experiencia interna de la meditación, no puedes dejar de apreciar el ambiente cálido y acogedor de la gompa, la leña crepitando en la chimenea, la comida abundante y caliente, la calidez amorosa que te envuelve, el entorno perfecto.
Alguien se ha ocupado de introducir leña en las chimeneas de la gompa y del comedor; alguien ha cortado verduras y ha cocinado comida caliente para treinta personas; alguien ha puesto las mesas, ha preparado las habitaciones, ha dado forma a una preciosa, inspiradora gompa donde estudiar, contemplar y meditar.
Y los budas hacen su trabajo, como siempre.
Y en este entorno perfecto (en esta tierra pura), es fácil abrirse a las bendiciones de los budas.

Colaborar en el trabajo voluntario es una pequeña manera de devolver el inmenso regalo que recibimos de la bondad de todos los seres.

Ya en la primera sesión introductoria no resulta difícil apreciar y meditar en la bondad de todos los seres. Y en esta preciosa, valiosa existencia humana que nos da la oportunidad
de abandonar la confusión negativa y egocéntrica, sufriente,
y de liberarnos de todo el dolor
y de las apariencias equívocas.

Ya en el principio de la primera sesión, cuando suena la oración liberadora,
y sin esfuerzo,
sientes que la bondad de todos los seres y las  bendiciones de los budas te han conducido a donde estás, a esta tierra pura, de la mano del dharma.
Y no es difícil refugiarse (suplicas que para siempre) en las tres joyas.


El KMC Mahakaruna de Barcelona sigue haciéndose y creciendo un poco más cada día.
Ahora, regalándonos un poco más de dharma, de la sangha y de las bendiciones de los budas,
en este retiro de lamrim.

domingo, 17 de abril de 2011

Regala un libro significativo por Sant Jordi: Budismo Moderno.

Si estás pensando en regalar un libro significactivo por Sant Jordi, aún estás a tiempo de comprar el último libro de Gueshe Kelsang Gyatso, "Budismo Moderno", que acaba de salir a la venta en su versión en castellano.

Podrás encontrarlo en el Centro de Meditación Kadampa Mahakaruna, en Déu iMata 125, que mantendremos abierto los días martes (19) y miércoles (20 de abril), en horario de secretaría, de 5 a 10 de la noche.

Si quieres regalar un libro por Sant Jordi, no dejes de regalar un libro que sea especialmente significativo:
Budismo Moderno, de Geshe Kelsang Gyatso.

http://modern-buddhism.com/

martes, 12 de abril de 2011

Una nueva jornada inmensamente significativa en el KMC Mahakaruna: gracias a tod@s por hacerlo posible.

El pasado domingo, 10 de abril, día de puertas abiertas del KMC Mahakaruna,
asistieron a Ca l' Esteve unas 80 personas para disfrutar de un día muy especial y significativo en la comunidad budista, aprovechando la visita de la subdirectora espiritual de la NTK-IKBU
Guenla Kunsang.
Como estaba previsto, hubo una gran variedad de actividades para todas las edades
y pudimos disfrutar de un espacio para la meditación y las oraciones para la paz en el mundo. Pero, además, tuvimos la oportunidad de conversar y asistir a varias charlas, siempre inspiradoras, de Guenla Kunsang.



Hazte preguntas significativas y busca respuestas sinceras.

Kunsang nos animó a contemplar y apreciar la gran fortuna que disfrutamos al haber encontrado el Dharma. Nos anima a hacernos preguntas continuamente, preguntas significativas que saquen a la luz respuestas sinceras. Como por ejemplo:
Qué le ha aportado el Dharma a mi vida? ¿Ha cambiado en algo mi vida, mis relaciones, yo mism@, desde que conocí el Dharma? En qué sentido?
Y si no ha sido así, qué estoy haciendo? ¿He convertido en un entendimiento meramente intelectual algo que me ha sido dado para experimentar, para trasformar mi vida? Por qué no estoy integrando las instrucciones de Buda real y sólidamente en mi vida para ser más feliz y hacer más felices a los demás?

Si consideras que las instrucciones de Buda han aportado algo positivo a tu vida, que la han enriquecido, que te ha convertido en mejor persona, reconócelo: estás en deuda con el Dharma.
Y esto significa, ni más ni menos, que tenemos la gran responsabilidad de compartir el valioso tesoro que ha llegado a nuestra vida.
Cómo llegó este tesoro a mi vida? Qué hice yo para encontrarlo?
Posiblemente nada.
Y ahí está:
las instrucciones budistas, la sabiduría de Gueshe Kelsang Gyatso en sus libros, los Festivales, las meditaciones; los maestros y maestras y los centros de Dharma por todo el país, por todo el mundo; los amigos y amigas espirituales animándonos y acompañándonos en el camino.

Qué hice yo para encontrar todo esto que ha hecho que mi vida sea más feliz y mucho más significativa?
Probablemente nada.
Apreciar las bendiciones de los Budas y la inmensa bondad de nuestro Guía espiritual forma parte importante del camino.


Gratitud significa compromiso.

Pero todo este esfuerzo que tantas personas han hecho para que el Dhama llegue hasta nosotros, toda la bondad de tantos seres, no tenían como objetivo que ahora nos vayamos acomodando confortablemente en una relativa paz solitaria.
Kunsang nos ha recordado una y otra vez que ahora nos toca corresponder a la gran bondad de nuestro Guía espiritual y de todos los seres estimándoles profundamente.
Es nuestra responsabilidad ahora ofrecer a todos los seres el regalo del Dharma que tan definitivo ha sido en nuestra propia vida.
Cómo?
Para empezar, con nuestra propia práctica, con nuestro ejemplo incansable y, al mismo tiempo, cuidando y haciendo florecer nuestros centros de Dharma allá donde se encuentren, para que lleguen cada vez a los corazones de más y más seres.


Una vez más, la jornada de puertas abiertas del KMC Mahakaruna resulto ser un día muy intenso, con muchas actividades para todas las edades y todos los gustos, pero sobre todo, inmensamente significativo.
Tod@s disfrutamos muchísimo (de las actividades, de la compañía) a la vez que aumentamos nuestra sabiduría y buenas cualidades.


Gracias a todos y a todas por hacerlo posible.


Lochani.
Directora del KMC Mahakaruna.