viernes, 27 de junio de 2014

Nos tocó el corazón y lo queremos compartir

Una amiga que vino a un retiro de fin de semana, después de unos días nos escribió este mensaje. La verdad es que muchas personas nos cuentan experiencias similares pero que alguien ponga en palabras lo que los demás sentimos, tiene mucho valor y de veras nos acompaña y nos conmueve. Así que, con su permiso, queremos compartirlo: 

Ir a Montserrat* 

*(Se refiere al Centro de Meditación Kadampa en San Salvador de Guardiola :-)

Que diferente es regresar al día a día fuera de Montserrat... Lo digo con cierto sentimiento de añoranza... Ya lo echo de menos. 


Ir a Montserrat es darme cuenta de que hay muchas personas que ven como algo positivo el hecho de vivir en la masía, como residentes o como voluntarios, ya que la vida "fuera de la masía" no les acaba de convencer del todo. 

Ir a Montserrat es darme cuenta de que hay muchísimas y muchísimas personas que tienen mucho conocimiento del dharma y eso me hace comprender que tengo muuuuuuucho trabajo todavía por delante, mucho que aprender.
Ir a Montserrat también es darme cuenta de que hay mucha gente que medita y que incluso medita varias o muchas veces al día. 

Cuando en mi día a día, se me ocurre sacar el tema de la meditación a menudo a la persona que me escucha le es difícil entenderme o le cuesta acercarse lo suficiente para descubrir qué es lo que me mueve, qué es lo que hace que me guste tanto este tema. De hecho, muchas veces opto por no sacar el tema en las conversaciones, para ahorrarme tener que dar explicaciones que normalmente terminan en un hablar por hablar sin sentido. 

En cambio, en Montserrat, todos hablan lo mismo y de hecho en muchas ocasiones, cuando me relacionaba con los demás, personalmente optaba por el silencio porque todo el mundo tenía cosas tan interesantes que decir que prefería escuchar y aprender. A veces me sentía muy ignorante, pero esto me va bien para ser más humilde y ver que estoy en el principio de esta gran carrera que es el dharma y de la cual no sé si nunca podré sacarme el título =)

Con lo que sí me veo capacitada es a ir colaborando según mis posibilidades. En verano es el mejor momento porque tengo tiempo y puedo dedicarlo a ayudar. De hecho, ya espero con ilusión que me mandéis alguna tarea porque mientras la hago me siento muy feliz contribuyendo con este proyecto. 


Imagino que muchas personas pueden tener sensaciones parecidas cuando han pasado un "finde" con vosotros.Todo es tan especial que es difícil quedarse indiferente. 


Gracias a todos vosotros por contribuir a que haya un lugar así de maravilloso en medio de este mundo a menudo tan tempestivo. 




......................................................................................................

Próximos retiros de aprender a meditar en KMC Montserrat: 
2015: 20 – 22 febrero | 13 – 15 marzo | 15 – 17 mayo | 12 – 14 junio | 17 – 19 julio | 14 – 16 agosto | 28 – 30 agosto

  • Ideales para aprender a meditar y mejorar la concentración. 
  • Una oportunidad para desconectar del ajetreo de la vida cotidiana y volver a casa renovado.

Enseñanzas prácticas y consejos espirituales para la vida moderna, meditaciones guiadas, tertulia para aclarar dudas y compartir experiencias, preguntas y respuestas, tiempo para encontrar nuevos amigos y compartir experiencias, disfrutar de la naturaleza o simplemente permanecer tranquilo, leer, pasear y contemplar, deliciosas comidas vegetarianas, café de la paz: con tés biológicos, café, repostería dulce y salada, tienda especializada: todo lo que necesitas para tu kit de meditación.
Más información e inscripciones: http://www.meditarabcn.org/retiro-para-aprender-a-meditar/











jueves, 26 de junio de 2014

Adentrándose en "La rueda de la vida"

Esta historia, La rueda de la vida, está basada en hechos reales. Para revivirla nos tenemos que trasladar física y temporalmente: al norte de la India y al año 650 a. C. Narrada a través de la vida del Rey Bimbisara, amigo y contemporáneo de Buda Shakyamuni, escenifica la esencia de las enseñanzas de Buda.

Empieza en el momento en que el joven rey Bimbisara se encuentra con Siddhartha, el príncipe que había renunciado a las comodidades de su palacio y se había convertido en un monje mendicante con la intención de alcanzar la sabiduría insuperable de la iluminación por el beneficio de los demás. En ese momento, Siddhartha acababa de abandonar el palacio de su padre, el rey Shaddhodana de los Shakyas y estaba viajando a través del reino vecino de Magadha gobernado por el rey Bimbisara para empezar su nueva vida espiritual. 

Bimbisara fue uno de los reyes más poderosos de la India. Cuando se encontró a Siddhartha por primera vez enseguida surgió una profunda amistad entre ellos. Bimbisara inmediatamente se quedó cautivado por la pureza de Siddhartha y le ofreció gran cantidad de riquezas y poder. El monje rechazó su ofrecimiento explicándole que él solo buscaba la sabiduría de la iluminación. Al conocer los planes que tenía Siddharta, Bimbisara le pidió que cuando encontrara la verdad que estaba buscando, por favor, volviera para enseñársela. Este deseo se cumplió al cabo de seis años. Habiendo alcanzado la iluminación, Siddharta, conocido a partir de ese momento como Buda Shakyamuni volvió a visitar a Bimbisara.

Buda tuvo una fuerte influencia en la vida del rey Bimbisara y de las personas que le rodeaban. Como nosotros, ellos también sufrían debido a las fuertes perturbaciones mentales. El rey Praesenajit era terriblemente orgulloso, la reina Kosaladevi estaba envenenada por la vanidad y el príncipe Ajatashatru estaba totalmente controlado por el apego. Contemplando como sus mentes se fueron transformando gracias a recibir la inspiración, los consejos y el ejemplo de Buda, podemos comprender como nosotros también podemos transformarnos profundamente. En particular, la relación de amistad que mantuvieron Bimbisara y Buda durante tantos años nos anima a desear beneficiarnos también nosotros de las cualidades y enseñanzas que Buda dejó en este mundo como un maravilloso legado.


Por ejemplo, al príncipe Ajatashatru se le recuerda como a un gran benefactor que ayudó muchísimo a que las enseñanzas de Buda se pudieran difundir. Alcanzó la liberación permanente del sufrimiento poniendo en práctica él mismo estas enseñanzas. Pero, a Ajatashatru también se le conoce por las terribles acciones que realizó en su juventud. Entre otras, mató a su propio padre, el rey Bimbisara. Dejándose ayudar por Buda y desarrollando un sincero deseo de cambiar y abandonar su pasado negativo fue capaz de purificar completamente esas acciones tan destructivas. A través de contemplar este ejemplo, podemos comprender que cada uno de nosotros tenemos el potencial de desarrollar una mente muy pura y apacible aunque en el pasado hayamos realizado acciones muy negativas. Poniendo las enseñanzas de Buda en práctica incluso los sufrimientos profundos pueden transformarse en oportunidades que nos lleven a mejorar nuestras cualidades.

En particular, La rueda de la vida, hace referencia a un diagrama que diseñó el propio Buda. Bimbisara quería hacerle un regalo muy especial a su cuñado que al igual que él, estaba rodeado de riquezas y todo tipo de placeres. Como en apariencia no le faltaba nada Bimbisara no sabía qué ofrecerle y le pidió consejo a Buda. Buda le sugirió que le regalara La rueda de la vida. Este es el origen de esta obra de arte maestra que explica el modo en que los seres se encuentran atrapados en un estado de sufrimiento, vida tras vida, sin elección, sin fin. A esta clase de existencia se la compara con una rueda que gira sin cesar y nos arrastra de un renacimiento a otro, atados por una cadena de doce eslabones –los doce vínculos dependientes relacionados– que empiezan con la ignorancia. Debido a la ignorancia, representada como una persona ciega, los seres realizan acciones que a menudo son causa del sufrimiento que no desean. Estas acciones están representadas en el siguiente eslabón por un artesano que realiza vasijas de barro, algunas de las cuales salen bien y otras mal... Si conseguimos un buen entendimiento de estos doce vínculos, comprenderemos cómo nos atan al sufrimiento y veremos con claridad lo que tenemos que hacer para liberarnos de él.

En el texto Esencia de buenas explicaciones, Yhe Tsongkhapa dice que, de entre todas las clases de sabiduría, la que comprende la relación dependiente es la suprema; de entre todos los Maestros, el que enseña la relación dependiente es el supremo; y de entre todas las alabanzas, la alabanza a la relación dependiente es la suprema.

El encuentro entre el rey Bimbisara y Buda hace que estas enseñanzas cobren vida ante nuestros ojos. Y lo realmente extraordinario sería conseguir que cobren vida en nuestra propia vida, transformándola profundamente y convirtiéndola en un camino hacia la liberación permanente del sufrimiento.

--------------------

Celebración 1er aniversario del nuevo Centro de Barcelona. 

Con guen Kelsang Rabjor. C/ Girona 102, BCN. 24 y 25 abril. Apúntate: www.meditarabcn.org/fiesta-aniversario/
El 24-25 de abril el centro de meditación kadampa de Barcelona -KMC BCN- celebra un año de la apertura de C/ Girona 102: Un espacio en el corazón de Barcelona, especialmente pensado para las personas que viven en la ciudad.
Si eres un@ de los urbanit@s súper ocupad@s, pero que quieren aprender a meditar y a disfrutar de paz interior no te pierdas este programa especial:
Viernes 24 de abril
20-21.30h CONFERENCIA PÚBLICA GRATUITA: Mindfulness y meditación para gente ocupada
Sábado 25 de abril 

Curso especial de meditación y Cinefórum

Adentrándose en la “rueda de la vida”
Curso especial de meditación. Sábado 25 de abril en Barcelona.“La "rueda de la vida”, hace referencia a un diagrama que diseñó el propio Buda. Bimbisara quería hacerle un regalo muy especial a su cuñado que al igual que él, estaba rodeado de riquezas y todo tipo de placeres. Como en apariencia no le faltaba nada Bimbisara no sabía qué ofrecerle y le pidió consejo a Buda. Buda le sugirió que le regalara La rueda de la vida. Este es el origen de esta obra de arte maestra.
El encuentro entre el rey Bimbisara y Buda hace que estas enseñanzas cobren vida ante nuestros ojos. Lo realmente extraordinario sería conseguir que cobren vida en nuestra propia vida, transformándola profundamente y convirtiéndola en un camino hacia la liberación permanente del sufrimiento.

12-14h CURSO ESPECIAL DE MEDITACIÓN
Precio: 15€ (gratis para tarjetas kadampa)
17-19h CINEFÓRUM
Precio: 5€ (tarjetas kadampa: 3€)







sábado, 21 de junio de 2014

¿Por qué los sabios confían en Tara?*

"Los sabios que reciten estos versos
por la noche  y al levantarse al amanecer,
con fe firme y perfecta devoción hacia la Deidad,
al recordarla serán liberados de todo temor."

Estas palabras vienen del Sutra (palabras directas de Buda) titulado Homenaje a las veintiuna Taras. En él se explica que si somos sabios nos percataremos que Tara tiene muchas cualidades especiales, y recitaremos regularmente el Homenaje con fe firme y devoción perfecta. Por lo general, podemos recitar el Homenaje a cualquier hora. Si lo recitamos por la mañana es particularmente poderoso para incrementar realizaciones, mérito, duración de la vida, riqueza... y si lo recitamos por la noche es especialmente útil para pacificar obstáculos, enfermedades y problemas. 


¿Qué significa que al recordar a Tara seremos “liberados de todo temor”?
Estas palabras hacen referencia al extraordinario poder que tiene Tara para liberarnos de los ocho miedos o peligros externos: el peligro de leones, elefantes, del fuego, serpientes, ladrones, agua, esclavitud y espíritus malignos. 
Hay muchas historias en las que Tara rescata a gente de estos peligros. Algunas de estas historias han pasado de generación en generación, pero otras son totalmente actuales. Es difícil encontrar a alguien que confíe en Tara que no tenga sus propias historias de cómo Tara le ha ayudado. 
Por ejemplo, en una ocasión, una chica estaba recogiendo flores cuando, de repente, un elefante salvaje se dirigió a ella y la atrapó izándola con su trompa. La madre de la chica se confió en Tara y le pidió que ayudara a su hija. Para la admiración de todos los que estaban presentes, el elefante llevó a la chica a una pequeña colina, donde la bajó delicadamente y entonces se inclinó frente a ella, como postrándose. Cuando el rey supo sobre este hecho, invitó a la chica a que se casara con él. Ésta más tarde se convirtió en una reina que realizó muchas hazañas especiales.
Una vez Tara se manifestó como una isla llamada Chandradeva para ayudar a un hombre llamado Chandragomin. Chandragomin era muy apuesto y un erudito muy respetado. Una princesa llamada Tara se enamoró de él y, así, su padre le ordenó a éste que se casara con ella. Al principio él aceptó, pero más tarde empezó a sentirse incómodo con la idea de casarse con una princesa que tenía el mismo nombre que su propia Deidad personal, y sintió que no era apropiado. Cuando él rehusó casarse, el padre de la princesa se enfureció y ordenó a sus hombres arrojar a Chandragomin al río Ganges. Mientras la corriente le arrastraba, Chandragomin tomó refugio en Tara y la rezó. En respuesta, Tara se manifestó como una isla y le recibió en sus orillas. Chandragomin vivió allí durante mucho tiempo y construyó un templo. Hoy día hay una ciudad bastante grande en la isla, pero las personas ordinarias la ven como un lugar ordinario y no se percatan de que fue manifestada por Tara, puesto que tales cosas quedan más allá de su comprensión. Estas historias muestran como, si tenemos fe, Tara puede rescatarnos de peligros externos tales como animales salvajes y agua.


Profundizando más en el significado de estos ocho peligros externos, descubriremos que se corresponden con ocho peligros todavía peores, los que llevamos por dentro: los peligros internos de las perturbaciones mentales.

El león, por ejemplo, simboliza el peligro interno del orgullo porque por lo general, los leones son muy orgullosos. 
Los elefantes tienen mentes letárgicas y embotadas, y así simbolizan el peligro interno de la ignorancia, la raíz todo nuestro sufrimiento. 

El fuego simboliza el peligro interno del enfado, que consume nuestra virtud y nuestro mérito como el fuego consume la paja. 

Las serpientes simbolizan la envidia y los celos, que se cuelan en nuestra mente y envenenan nuestra actitud hacia los demás. 

Los ladrones simbolizan las ideas erróneas que roban nuestra riqueza de la virtud. 

El agua simboliza el apego, porque el océano en el que están atrapados todos los seres que sufren está compuesto de las aguas del apego. 

La esclavitud simboliza la falta de generosidad, la avaricia, que es como una cadena de hierro que nos amarra a nuestras posesiones, condenándonos a la pobreza en el futuro. 

Por último, los espíritus malignos simbolizan el peligro interno de las dudas perturbadoras, que inquietan nuestra mente y destruyen nuestra práctica del Dharma.
Si confiamos en Tara con fe sincera recibiremos protección de todos estos peligros externos e internos. Tara también nos ayuda a purificar nuestras acciones destructivas del pasado, a avanzar por el camino espiritual y nos conduce hacia su estado de profunda sabiduría. 
Sin embargo, no deberíamos confiarnos en Tara simplemente para protegernos nosotros de miedos y peligros. Debemos también pedirle a Tara que ayude a los demás. Si sabemos de gente que está enferma, muriéndose, o sufriendo de preocupaciones o angustia mental, podemos pedirle a Tara que les alivie su sufrimiento. 
*Basado en las enseñanzas del Venerable Gueshe Kelsang Gyatso

------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
UNA VERBENA MÁGICA
Iniciación tántrica de Tara Verde y 24h de Tara. 
Con guen Rabjor. Del 23 al 26 de junio 2016.
Vive las noches más cortas del año recibiendo la protección y la guía especial de Tara en este evento tan especial: Iniciación tántrica de Tara Verde y 24h de Tara.
En el Centro de meditación kadampa de Sant Salvador de Guardiola (Montserrat)
Inscripciones
https://www.youtube.com/watch?v=lPjvxWi4ewE



martes, 17 de junio de 2014

L'extraordinària història de Tara *

La vida de Tara és tan extraordinària que pot explicar-se segons la història comuna o segons la història no comuna. 

Segons la història comuna, fa incomptables eons - períodes llarguíssims de temps- , hi havia un Buda anomenat Tambor Harmoniós. Aquest Buda tenia entre els seus estudiants a una dona molt especial, una princesa anomenada Lluna de Saviesa. Ella era una gran benefactora de Buda i de molts dels seus deixebles. Tot el món s'alegrava de la seva gran bondat. 

Un dia, ella va fer abundants ofrenes davant del Buda Tambor Harmoniós i va generar el bon cor suprem de la bodichita, el desig compassiu d'arribar a la il·luminació per poder beneficiar a tots els éssers. Un monjo que estava present es va acostar a ella i li va dir: "Ets molt afortunada. Avui has acumulat molts mèrits i has generat un desig molt especial. Ara, has de resar per obtenir un cos masculí en la teva pròxima vida i així poder aconseguir el teu desig d'arribar a la il·luminació. "

Lluna de Saviesa li va contestar amablement que a ella li agradava estar en un cos femení i llavors, davant de Buda va fer la promesa d'adoptar un cos femení durant totes les seves vides prèvies a l'assoliment suprem de la il·luminació. També va prometre que quan aconseguís la il·luminació apareixeria en forma femenina. Tara li va explicar al monjo que, encara que en general ens aferrem fortament al fet de ser home o dona, en realitat, la nostra última naturalesa va més enllà d'aquestes designacions duals. 

Buda Tambor Harmoniós va predir que Lluna de Saviesa aconseguiria ràpidament la il·luminació i apareixeria com a Tara, que significa "Alliberadora". També va predir que tindria un gran poder per protegir a tots els éssers de la por i per ajudar-los a aconseguir èxits espirituals. 

Segons la història no comuna, Tara va néixer de les llàgrimes d' Avalokiteshvara, el Buda de la compassió. Des que va aconseguir la il·luminació, Avalokiteshvara ha treballat sense descans per alliberar a tots els éssers del patiment. Un dia, va voler comprovar quants éssers continuaven patint i va veure que era un número infinit. Contemplant el patiment de tots els éssers va plorar durant un dia i una nit. Va plorar tant que amb les seves llàgrimes es va formar un bassal. Llavors, tots els Budes van irradiar dels seus cors llum de saviesa. D'aquesta llum, va aparèixer una flor de lotus al bassal i quan els seus pètals es van obrir, va sorgir una bella dama. Ella li va dir a Avalokiteshvara: "No ploris, jo t'ajudaré". Llavors, tots els budes li van dir alhora "Tu ets Arya Tara".


Però el més extraordinari de la història de Tara, és que cadascú de nosaltres podem començar a formar part d'ella, deixant-nos guiar per Tara a través dels camins interns de la saviesa i la compassió. Nosaltres també podem seguir els mètodes que ella va seguir per transformar-se en un ésser sagrat. No obstant això, necessitem un mestre o mestra que ens la presenti, que ens expliqui com confiar en ella i que ens guiï pas a pas.

I és que d'una manera o d'una altra, tots intuïm que si deixem que la compassió creixi dins nostre, el patiment dels altres començarà a commoure'ns cada vegada amb més intensitat fins que sembli que se'ns ha de trencar el cor. En realitat, aquest és un cor fràgil i ignorant que és millor que es trenqui perquè sorgeixi en el seu lloc un nou cor, el bon cor suprem de la bodhichita. I potser, igual que a Avalokiteshvara, la compassió ens farà vessar llàgrimes, però que no seran llàgrimes que ens enfonsin en la depressió, sinó tot el contrari. La compassió pura no deprimeix. En realitat, ens omple d'entussiasme per treballar pels altres. Elimina la nostra complaença i evita que ens conformem amb la felicitat superficial que sentim al satisfer els nostres desitjos mundans, i en el seu lloc ens fa experimentar una profunda pau interior que les circumstàncies externes no podran alterar. És impossible que les pertorbacions mentals sorgeixin en una ment profundament compassiva. 

Aquesta és l'experiència d'aquells que han transformat la seva compassió parcial i limitada cap als seus éssers estimats en una compassió desinteressada que abraça a tots els éssers sensitius.

Quan neix aquesta compassió poderosa - per cert, Avalokiteshvara significa el ser més poderós del món - , la saviesa de tots els budes comença a manifestar-se a la teva vida guiant-te a través del camí més joiós, el camí cap a la il·luminació. I molt sovint aquesta saviesa es manifesta com a Tara. I llavors, a cada obstable, a cada dubte, por o perill, la bella dama et diu :"No ploris, no tinguis por, no et preocupis...jo t'ajudaré".
Moltes persones que confien en Tara guarden al seu cor les seves pròpies experiències. Aquestes experiències són història, història extraordinària.


*Basat en les ensenyances del Venerable Gueshe Kelsang Gyatso
-------------------

Una revetlla de Sant Joan especial: 
24 h de Tara. Del 23 al 24 de juny 2014.
Centre de meditació Kadampa de Barcelona a Montserrat.

Més info: http://www.meditarabcn.org/retiros/tara/

viernes, 13 de junio de 2014

Distraerte o concentrarte. ¿Qué prefieres?


La mente distraída es una mente que divaga, que da demasiadas vueltas en todas las direcciones, una mente que está fuera de control, a la que le atrae cualquier sonido, cualquier sensación corporal, cualquier pensamiento. El enemigo de la concentración son las distracciones. Y así está nuestra mente normalmente: la estiramos de acá para allá en todas las direcciones y no nos damos cuenta de lo distraída que es hasta que nos sentamos para practicar realmente la concentración. 


Dejarnos llevar por las distracciones es un mal hábito muy arraigado. En realidad, lo que hacemos es mejorar nuestras distracciones a lo largo de la vida. Nos dejamos perder con actividades que no tienen sentido: vemos la tele sin ningún propósito, navegamos en internet, nos twiteamos compulsivamente... Nos quedamos aturdidos y nunca disfrutamos de verdadera paz. Tenemos sobredosis de información, una enorme cantidad de material "distractor" que en realidad y en gran parte no nos proporciona ningún beneficio. Claro que hace falta cierta información para el trabajo y para llevar la vida cotidiana, pero lo que necesitamos es sabiduría pura, lo que necesitamos es practicar el Dharma, no un sinfín de informaciones que nos atrapan en el sistema de nuestra mente. Hábitos, memorias, pensamientos, con los que nos dejamos ir y de este modo lo que hacemos es fortalecer nuestras distracciones. Nos perdemos pensando en los buenos tiempos del pasado, en los malos tiempos del pasado. Siempre estamos volviendo a esas memorias de cosas que en realidad ya se han ido, que ya no existen.


Lo que verdaderamente necesitamos es sabiduría para saber cómo liberarnos de los problemas y sufrimientos, pero sin concentración no podemos desarrollar sabiduría real. Es necesario poder mezclar nuestra sabiduría intelectual que surge de la escucha y de la contemplación con la concentración para ir más allá, para destruir las apariencias falsas, las apariencias ilusorias de nuestra ignorancia, de nuestra confusión. Necesitamos generar una concentración profunda, convergente. Gueshe-la dice que la sabiduría es como una espada y la concentración es como un brazo fuerte. Sin el brazo fuerte de la concentración, la espada de la sabiduría no puede cortar la raíz de la ignorancia. Es necesario el brazo fuerte que pueda dirigir la espada directamente, para darle en el punto preciso y cortar la raíz de nuestro sufrimiento. De igual modo, podemos utilizar la sabiduría para mejorar la concentración. De esta manera, una y otra se refuerzan, se alimentan y las utilizamos cuando nos sentamos para enfocar la mente de forma convergente. 

La concentración mantiene la mente absorta, libre de distracciones, y de este modo nos adiestramos en los cuatro pasos de buscar, encontrar, sostener y mantener sin olvidar el objeto de meditación. Con concentración podemos conseguir lo que deseemos, pero sin ella nuestra mente carece de libertad porque estará dominada por el odio, el deseo incontrolado o apego y las demás perturbaciones mentales. La persona que posee una concentración virtuosa y firme puede controlar su mente y lograr que le obedezca, como un caballo bien domado cumple la voluntad de su jinete. Si evitamos y eliminamos las distracciones de nuestra mente, de forma fácil lograremos esta convergencia y la concentración adquirirá un gran poder, un gran gozo. Entonces disfrutaremos.


Por ejemplo, podemos utilizar la sabiduría de la impermanencia para recordar que todo se está transformando en cada momento. "Todo en mi vida, todo con lo que me distraigo se está yendo en cada momento. Este pensamiento dura un instante." A veces podemos tener una sensación, nos pica aquí... nos duele allá... y ya nos distraemos, pero si lo contemplamos con la sabiduría de la impermanencia nos daremos cuenta que en realidad esa sensación se va, se va, a cada momento se va... en realidad esa sensación ya se ha ido. No dejes que te distraiga, que dirija tu mente a otro lugar que no sea a tu concentración concentración convergente. Al principio hay que cortar constantemente. 

Así que nos sentamos, dejamos que nuestra mente se aposente, en vez de irnos hacia todo aquello que nos llega de los oídos, que parece como si lo necesitáramos... ¡Ah, ese sonido del aire entre los árboles! ¡ah, esa conversación!... a ver ¿qué dicen?, ¿qué dicen? Es importante que me entere, ¡quizás están hablando sobre mí! :-) Así nos distraemos de una cosa a otra y no tenemos ningún control sobre nuestra mente. Continuamente le damos vida al chismorreo mental que luego no podemos parar, que nos lleva de una cosa a otra. Pero lo que tenemos que hacer es cortar, separar nuestra mente de estas conversaciones sin sentido y darnos cuenta de que en realidad no hay nada a lo que aferrarse. 
Tenemos que dejar de apegarnos a estas sensaciones, ya sean buenas o malas. Da igual. No permitas que se queden, déjalas que se vayan como burbujas en el océano, deja que se rompan. Es muy bello el poder aprender a sentarse así, con esa sabiduría y liberar la mente de todo ese movimiento constante, de esas molestias ininterrumpidas. 

Entonces sentimos que nuestra mente se va aposentando en el corazón. Al principio se trata de soltar, soltar, soltar... Soltar las memorias, soltar los pensamientos del futuro, las imágenes que van y vienen... soltamos, soltamos y la mente de forma muy cómoda se va relajando y concentrando en la meditación. Es como si estuviéramos cayendo en un océano muy profundo, y en vez de aferrarnos a las burbujas que suben, nos permitimos ir cada vez más a dentro, a la quietud de nuestra mente. Cada vez que aparezca algo a la mente, lo dejamos marchar como burbujas que se rompen y permitimos que la mente se aposente en ese profundo mar en calma.Y entonces, las distracciones de forma natural desaparecerán y así cada vez estaremos más absortos, la energía será más profunda, estaremos más en calma, más en silencio y al final habremos ido más allá.

Hemos encontrado la quietud interior, hemos entrado en una zona inmensa de gran paz, de gran gozo, de gran poder.  

....................................................................................


RETO 21 DÍAS DE MEDITACIÓN: ALCANZA EL 1ER NIVEL DE CONCENTRACIÓN. 
Barcelona, 7 al 28 octubre.


¿En qué consiste el reto?
Aprender a meditar e incluir la paz interior en nuestra vida diaria. Familiarizarnos con actitudes que nos llenen de paz interior y entusiasmo, que nos embellezcan con buenas cualidades y nos conviertan en mejores personas.
Cómo conseguirlo
Hemos diseñado un programa completo y variado, para que aprendas desde cero o para que mejores la calidad de tu práctica de meditación, específicamente de tu concentración y tu retentiva mental –mindfulness–. Podrás aprender el arte de mantener una mente feliz, la técnica de la meditación en cinco pasos y adquirir no solo una comprensión teórica sino una experiencia práctica.
meditarabcn.org

¡Fuera pensamientos negativos!


Como el ruido acaba con el silencio, muchos de nuestros pensamientos destruyen nuestra felicidad. La meditación nos protege de estos hábitos mentales autodestructivos, que son simplemente esto, hábitos, y que por lo tanto, podemos cambiar.

 En primera instancia, necesitamos saber qué es meditar, cuál es su utilidad y finalidad: durante la meditación la mente se centra en un objeto virtuoso, disipando las distracciones y perturbaciones mentales, con la función de generar paz interior.


Una vez comprendido esto, siguiendo instrucciones, ejemplos claros y referencias de fácil comprensión, descubrimos los pasos a seguir previos a la meditación con los que preparamos y apaciguamos la mente, como quien en tres pasos (limpiar, abonar y regar) cuida su cultivo para que este crezca. De este modo florecerán en nuestro interior las virtudes que contemplamos mediante la meditación. Y tanto para meditar como para cualquier otra acción, cuanto mejor hagamos las preparaciones más posibilidades tenemos de lograr buenos resultados.



Tras las prácticas preliminares, practicamos la meditación en sí, que consiste básicamente en controlar la mente. Primero, paso a paso, adquiriendo experiencia y sabiduría como quien aplica los primeros trazos para aprender a escribir: cuanto más practiques mejor y con mayor soltura y destreza lo harás.

Seguidamente analizamos los resultados de la meditación:
¿Qué hemos obtenido al controlar la mente? Tranquilidad, sosiego, alegría, bienestar, todos los derivados de lo que conocemos por Paz Interior.

¿Por qué no nos sentíamos así antes? Porque la mente estaba saturada de pensamientos que destruían esa paz, como el ruido acaba con el silencio. Guiados por la ignorancia confundimos estas perturbaciones mentales con la fuente de lo que anhelamos: ser felices. Pero dichos objetos ordinarios que nos llevan desde el apego hasta la aversión pasando por la indiferencia, y no tienen el poder de hacernos verdaderamente felices. Sus funciones son otras, son como herramientas mal empleadas y que por lo tanto, no logran su finalidad.

Por nuestra propia experiencia podremos comprender y comprobar lo que explica Gueshe Kelsang Gyatso en sus libros: “Cuando las cosas no marchan bien en nuestra vida y nos encontramos en dificultades, solemos pensar que el problema es la situación en sí misma, pero en realidad todos los problemas que experimentamos provienen de la mente. Si respondiésemos ante las dificultades con una mente pacífica y constructiva, no nos causarían problemas, sino que las consideraríamos como oportunidades y retos para progresar en nuestro desarrollo personal. Los problemas solo aparecen cuando no reaccionamos de manera constructiva ante las dificultades. Por consiguiente, si queremos solucionar nuestros problemas, debemos aprender a transformar nuestra mente.” 
-----------------------------------------
Retiro urbano en BCN: Claves para meditar con éxito. 14 de junio, de 11 a 18:30h (C/ Girona, 102) Precio: 12€. Gratis para tarjetas kadampa. 




martes, 10 de junio de 2014

Iniciándose en las iniciaciones

Imagínate leer o que alguien te lo sugiere: Vamos a  la iniciación tántrica de Tara Blanca, un viaje gozoso de gran sabiduría en Motserrat con guen Tharpa. Pensarás que es una locura, que no es para ti, que seguro es para personas que llevan mucho en el budismo, que tienes un millón de cosas que hacer antes… Bien, ¿cuántas veces te has preguntado que quieres cambiar de vida? ¿Cuántas  veces has deseado salir de rutina o que te den otra perspectiva?



Permíteme intentar desmontar esas ideas preconcebidas que muchos hemos tenido antes de participar en una iniciación. La primera, “No es para mi”. Vale, tienes razón porque es para todos, incluyéndote a ti.  En este lugar en plena naturaleza te vas a encontrar con gente de todos los estilos de vida, de edad, de caminos recorridos... y todos con ese mismo deseo, el mismo que tienes tú, ser feliz y aprender cómo serlo.


Y  se podría decir que consigues un pedacito de esa felicidad aquí en Montserrat, porque de pronto te conviertes en parte de una comunidad de viajeros que se reúnen y se ayudan, cada uno poniendo un granito de apoyo y afecto: ayudando en la cocina, en la limpieza, escribiendo, poniendo la mesa... Se vive un experiencia de solidaridad y de conexión que muchas veces extrañamos en nuestro día cotidiano, cuando estamos con la cabeza en nuestros problemas y circunstancias.


La naturaleza y la convivencia serían razones suficientes para venir a la iniciación. Pero hay más ¿Cuándo es la última vez que te conmoviste? Es verdad que cada uno vive la experiencia de la iniciación de manera diferente. En mi caso hubo emoción, otros no dejaban de sonreír con las palabras del maestro, otros sintieron, nada más, y nada menos, que conexión con todos los que estábamos en la sala, compartiendo esa experiencia, otros paz...  


Se trata de sentir, no de tener conocimientos previos. Por eso no es necesario que lleves mucho tiempo yendo a clases o estudiando libros budistas, porque lo que consigues, aunque no lo entiendas todo, es llevarte esa experiencia de lo vivido aquí.


Se me ocurre una comparación: es como aprender un idioma nuevo. Cuando lo haces mediante la inmersión en un lugar donde se habla, hay muchas cosas que no entiendes. Si te aferras al hecho de querer entenderlo todo, completamente, no consigues que surja ese aprendizaje natural que ya hemos hecho de niños. Los que venimos a la iniciación por primera vez, somos niños sorprendidos de cómo hay otra forma de hacer y vivir las cosas. Por eso, como oirás decir a los maestros con cada enseñanza: “todo poco a poco”.

Si eres de los que necesitan vivirlo con sus propios ojos, ven a descubrirlo. Si eres de los que tienen curiosidad, ven a descubrirlo. Sea como sea con estas experiencias harás algo muy importante: “Descubrirte”


----------------
Próximos eventos que pueden ser de tu interés:

Barcelona
Introducción al tantra
Curso especial con guen Kelsang Rabjor 
21 junio. KMC BCN. C/ Girona, 102

Montserrat

Retiros de verano 2014 para aprender a meditar
Retiros de verano 2014 especializados