sábado, 21 de junio de 2014

¿Por qué los sabios confían en Tara?*

"Los sabios que reciten estos versos
por la noche  y al levantarse al amanecer,
con fe firme y perfecta devoción hacia la Deidad,
al recordarla serán liberados de todo temor."

Estas palabras vienen del Sutra (palabras directas de Buda) titulado Homenaje a las veintiuna Taras. En él se explica que si somos sabios nos percataremos que Tara tiene muchas cualidades especiales, y recitaremos regularmente el Homenaje con fe firme y devoción perfecta. Por lo general, podemos recitar el Homenaje a cualquier hora. Si lo recitamos por la mañana es particularmente poderoso para incrementar realizaciones, mérito, duración de la vida, riqueza... y si lo recitamos por la noche es especialmente útil para pacificar obstáculos, enfermedades y problemas. 


¿Qué significa que al recordar a Tara seremos “liberados de todo temor”?
Estas palabras hacen referencia al extraordinario poder que tiene Tara para liberarnos de los ocho miedos o peligros externos: el peligro de leones, elefantes, del fuego, serpientes, ladrones, agua, esclavitud y espíritus malignos. 
Hay muchas historias en las que Tara rescata a gente de estos peligros. Algunas de estas historias han pasado de generación en generación, pero otras son totalmente actuales. Es difícil encontrar a alguien que confíe en Tara que no tenga sus propias historias de cómo Tara le ha ayudado. 
Por ejemplo, en una ocasión, una chica estaba recogiendo flores cuando, de repente, un elefante salvaje se dirigió a ella y la atrapó izándola con su trompa. La madre de la chica se confió en Tara y le pidió que ayudara a su hija. Para la admiración de todos los que estaban presentes, el elefante llevó a la chica a una pequeña colina, donde la bajó delicadamente y entonces se inclinó frente a ella, como postrándose. Cuando el rey supo sobre este hecho, invitó a la chica a que se casara con él. Ésta más tarde se convirtió en una reina que realizó muchas hazañas especiales.
Una vez Tara se manifestó como una isla llamada Chandradeva para ayudar a un hombre llamado Chandragomin. Chandragomin era muy apuesto y un erudito muy respetado. Una princesa llamada Tara se enamoró de él y, así, su padre le ordenó a éste que se casara con ella. Al principio él aceptó, pero más tarde empezó a sentirse incómodo con la idea de casarse con una princesa que tenía el mismo nombre que su propia Deidad personal, y sintió que no era apropiado. Cuando él rehusó casarse, el padre de la princesa se enfureció y ordenó a sus hombres arrojar a Chandragomin al río Ganges. Mientras la corriente le arrastraba, Chandragomin tomó refugio en Tara y la rezó. En respuesta, Tara se manifestó como una isla y le recibió en sus orillas. Chandragomin vivió allí durante mucho tiempo y construyó un templo. Hoy día hay una ciudad bastante grande en la isla, pero las personas ordinarias la ven como un lugar ordinario y no se percatan de que fue manifestada por Tara, puesto que tales cosas quedan más allá de su comprensión. Estas historias muestran como, si tenemos fe, Tara puede rescatarnos de peligros externos tales como animales salvajes y agua.


Profundizando más en el significado de estos ocho peligros externos, descubriremos que se corresponden con ocho peligros todavía peores, los que llevamos por dentro: los peligros internos de las perturbaciones mentales.

El león, por ejemplo, simboliza el peligro interno del orgullo porque por lo general, los leones son muy orgullosos. 
Los elefantes tienen mentes letárgicas y embotadas, y así simbolizan el peligro interno de la ignorancia, la raíz todo nuestro sufrimiento. 

El fuego simboliza el peligro interno del enfado, que consume nuestra virtud y nuestro mérito como el fuego consume la paja. 

Las serpientes simbolizan la envidia y los celos, que se cuelan en nuestra mente y envenenan nuestra actitud hacia los demás. 

Los ladrones simbolizan las ideas erróneas que roban nuestra riqueza de la virtud. 

El agua simboliza el apego, porque el océano en el que están atrapados todos los seres que sufren está compuesto de las aguas del apego. 

La esclavitud simboliza la falta de generosidad, la avaricia, que es como una cadena de hierro que nos amarra a nuestras posesiones, condenándonos a la pobreza en el futuro. 

Por último, los espíritus malignos simbolizan el peligro interno de las dudas perturbadoras, que inquietan nuestra mente y destruyen nuestra práctica del Dharma.
Si confiamos en Tara con fe sincera recibiremos protección de todos estos peligros externos e internos. Tara también nos ayuda a purificar nuestras acciones destructivas del pasado, a avanzar por el camino espiritual y nos conduce hacia su estado de profunda sabiduría. 
Sin embargo, no deberíamos confiarnos en Tara simplemente para protegernos nosotros de miedos y peligros. Debemos también pedirle a Tara que ayude a los demás. Si sabemos de gente que está enferma, muriéndose, o sufriendo de preocupaciones o angustia mental, podemos pedirle a Tara que les alivie su sufrimiento. 
*Basado en las enseñanzas del Venerable Gueshe Kelsang Gyatso

------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
UNA VERBENA MÁGICA
Iniciación tántrica de Tara Verde y 24h de Tara. 
Con guen Rabjor. Del 23 al 26 de junio 2016.
Vive las noches más cortas del año recibiendo la protección y la guía especial de Tara en este evento tan especial: Iniciación tántrica de Tara Verde y 24h de Tara.
En el Centro de meditación kadampa de Sant Salvador de Guardiola (Montserrat)
Inscripciones
https://www.youtube.com/watch?v=lPjvxWi4ewE



No hay comentarios:

Publicar un comentario