viernes, 19 de junio de 2015

Medito porque quiero... AMAR SIN APEGO

A veces parece que el amor y el sufrimiento van cogidos de la mano y nos resignamos a asumir que son inseparables. Pero esto es un engaño. La realidad es que el verdadero amor nos hace felices y hace felices a las personas que nos rodean. 

Amor y apego

El amor puro nace del deseo de que los demás sean felices y nunca nos crea problemas, pero a menudo, junto con estos buenos sentimientos de aprecio y cariño por los demás surgen otros menos agradables, como los celos, la posesión, la dependencia afectiva o el dolor de ver sufrir a los que amamos. Estas emociones pueden confundirnos y desequilibrarnos transformando nuestras relaciones familiares, laborales o de pareja en una fuente de tensión y sufrimiento, hasta el punto de que no es tan raro llegar a sentir indiferencia o incluso desprecio por personas que en un momento significaron algo importante en nuestra vida.

¿Qué nos pasa cuando tenemos apego?

Cuando tenemos apego a alguien, a menudo nos creamos esta ficción mental: “dependo de esta persona para ser feliz. La necesito. Me siento débil sin ella." Si veo que no le causo interés, me comporto como un torpe idiota que intenta atraer su atención. Tengo un sentimiento de pérdida cuando no está en mi vida o me rechaza. La echo de menos. El futuro es vacío sin ella. Sólo ella me entiende de verdad. Si me abandona me dejará en un estado de carencia, me dejará incompleto, ansiando algo que no tendré nunca más, etc etc.

Si nos fijamos, esto no provoca una imagen agradable de nosotros mismos ni da lugar a un sentimiento genuino de alegría, sólo un alivio en las ocasiones que nos llaman y dicen, “Todo está bien, te quiero, cásate conmigo, sigo aquí, no me he muerto”, etc. Hasta que el alivio pasa, algo que tiene que ocurrir de modo natural. A ese alivio se le llama sufrimiento del cambio, sólo una liberación temporal, o distracción, de una necesidad o deseo subyacente, como rascarnos cuando algo nos pica. Además, nos agarramos con fuerza a la supuesta fuente de nuestra integridad, que se percibe como algo que está fuera y no dentro, y es como agarrarse a una cuerda quemada que inevitablemente acabará deslizándose entre nuestras manos debido a la impermanencia.

El apego hace que nuestra mente sea como un yo-yo que pasa de la excitación y el nerviosismo cuando el apego es correspondido al ansia cuando no lo es. Esta dependencia nos hace actuar como idiotas para llamar la atención. El apego nos mantiene en un estado de inseguridad desesperante. Nos da control cero sobre nuestra mente.
Deseos sí, pero con sabiduría

El apego pone nuestra vida en suspenso. No podemos ser felices con nuestros objetos de apego porque nos producen ansiedad y tampoco podemos ser felices sin ellos porque los echamos de menos, sentimos un enorme vacío, estamos de mal humor o nos desanimamos profundamente. 

No regales la llave de tu felicidad

El apego es una carga para todos. Lo ha sido desde siempre. Hemos establecido necesidades a través de nuestros propios pensamientos engañosos y a través de la atención inapropiada. Hemos regalado la llave de nuestra propia felicidad y ahora depende de nuestros objetos de apego.

Mira a tu alrededor a las personas que no sufren de fuerte apego, se concentran en lo que sea que están haciendo y disfrutan sin tener que mirar el reloj febrilmente, sus smartphones cada 10 minutos esperando un signo de tranquilidad o la afirmación de su amado. Si en vez de apego, tienen amor y sabiduría, no sólo están teniendo una vida, están teniendo una buena vida, una vida feliz. Podemos llegar a reconocer que el dolor, la insatisfacción, la fragilidad o la incertidumbre que sentimos, no provienen de un amante o de la falta de un amante, de un lugar, una oferta de empleo, una  posición o de la falta de posición, sino que sólo surge del apego a todas estas cosas. 

En la introducción al nuevo libro Cómo comprender la mente, Gueshe Kelsang nos ofrece una alternativa a esta manera autodestructiva de actuar, explicada de forma profunda, sencilla y magistral:
"Si controlamos el deseo, podremos sentirnos felices en todo momento. Esto es así porque el deseo incontrolado es el origen de todos los sufrimientos y problemas. Tenemos un fuerte apego a satisfacer nuestros deseos y debido al deseo incontrolado, los seres humanos creamos numerosos problemas y situaciones de peligro en el mundo." Aprendiendo a comprender nuestra mente con sabiduría podemos identificar cada vez con más claridad los estados mentales que nos perjudican. Aprendiendo a mejorar nuestra concentración, cada vez tendremos más poder para abandonarlos y reemplazarlos por otros más beneficiosos y apacibles. 

Es importante comprender hacia dónde nos llevan nuestros deseos, y asegurarnos que son acordes con nuestro deseo más profundo y antiguo, el deseo de ser felices en todo momento. Y mejorar nuestra concentración para poder tomar el control de nuestra mente. Esto nos hará disfrutar de verdadera libertad y nos hará realmente sabios. 
¡Es tan liberador aprender a distinguir el amor puro del apego!
..........................................................................................

Disfruta de los beneficios de la meditación
..........................................................................................
TALLER ESPECIAL PARA APRENDER A MEDITAR:  
Mindfulness para amar sin apego 
6 de mayo, de 11.00 a 18.00h. 

Con guen Rabjor
Inscripciones: https://goo.gl/hPpufe
⊙ Aprende a disfrutar de verdadera libertad mental -cero dependencias- y establecer cimientos sobre bases sólidas en tu corazón.🙂
⊙ Métodos científicos para abrir nuestro corazón a los demás y descubrir una fuente inagotable de felicidad.
⊙ Aprenderás paso a paso a introducirte en el arte de la meditación.
⊙ Cómo distinguir entre la excitación o felicidad artificial que nos ofrece el apego, y la felicidad pura que nos ofrecen el amor puro y la paz interior.
➥ Lugar: Centro de Meditación Kadampa de Barcelona. C/ Girona 102, Barcelona (Metro: Verdaguer o Girona)
✎ Más información e inscripciones: http://www.meditarabcn.org/cursos/barcelona/aprender-meditar/
 938 358 077

www.meditarabcn.org