lunes, 14 de septiembre de 2015

“Conociendo nuestra mente aprender a ser feliz no es una utopía, es posible”

ENTREVISTA • GUEN KELSANG RABJOR MONJE BUDISTA DEL CENTRO DEMEDITACIÓN KADAMPA*
Guen Kelsang Rabjor, monje budista del Centro de Meditación Kadampa participó la pasada semana en el curso Mindfulness: teoría y práctica de la Universidad de Verano de Teruel.

- Su taller es sobre cómo comprender la mente, ¿cuáles son las claves para ello?
- Hemos observado nuestra mente por nuestra propia experiencia para sacar conclusiones de nuestra observación, como hacen los científicos con el mundo material. Para comprender de primera mano lo que es nuestra mente, su naturaleza y su función. Lo más importante por lo que necesitamos conocer la mente es que la felicidad que queremos conseguir y el sufrimiento que queremos evitar son estados mentales. Sus causas principales no existen fuera de la mente. Si no controlamos la mente y las causas del sufrimiento se manifiestan en ella tenemos que pasarlo mal, aunque las circunstancias sean buenas, y si conseguimos controlar la mente, aunque las circunstancias sean difíciles, podremos mantener una actitud positiva y con paz interior seremos felices.

- ¿Cómo se puede lograr esa actitud positiva?
- Mediante la observación y con la ayuda de la guía que nos dio Buda es posible descubrir en
la mente aquellas actitudes perjudiciales que destruyen la paz interior que se conocen como perturbaciones mentales o engaños. Podemos descubrir métodos para reducirlas y eliminarlas. La base de todos estos engaños es la ignorancia del egoísmo que cree que este yo es la cosa más importante del mundo, de ahí surgen las otras perturbaciones como el apego egoísta, el odio, el enfado o los celos. Hemos aprendido a reducir esta actitud egocéntrica y a tratar de generar una actitud cálida de cercanía hacia los demás, simplemente comprendiendo que tenemos algo muy profundo en común que son nuestros deseos de ser felices y no sufrir.

- ¿Ese conocimiento más profundo de uno mismo no puede llevar a un individualismo?
- Al contrario. Lo que consigues es acercarte a los demás. Al investigar en tu propia mente
descubres que la actitud egocéntrica destruye tu felicidad, entonces, deliberadamente, al reducirla te sientes más cerca de los demás y los aprecias más. Tus relaciones mejoran, todo mejora. Para conseguir eso hace falta poner esfuerzo para controlar tu mente.

- ¿Es un proceso largo?
- Claro. En una sesión se puede descubrir que hay una manera de ser feliz, de solucionar los problemas. Y ahora requiere poner esfuerzo en adiestrarse, no solo conocer la instrucción sino poner
esfuerzo en mantener esas actitudes beneficiosas que son como medicina. Una medicina física
para que te haga efecto tiene que estar en contacto con el cuerpo el tiempo suficiente. Las enseñanzas
de Buda para que hagan efecto duradero necesitas mantenerlo más tiempo en el corazón y por esa razón necesitamos practicar lo que a todo el mundo conoce como mindfulness que es la retentiva
mental, la capacidad que tiene la mente de no olvidar algo que ya ha conocido. Hemos aprendido a utilizar esta retentiva mental y otro factor mental que se llama la vigilancia mental que se da cuenta de cuándo hay un obstáculo, un pensamiento que se opone a la paz mental.

- El mindfulness o el yoga se han puesto de moda y hay muchos sitios donde se imparten.
¿En todos ellos se dan de la forma adecuada y qué hay que hacer si uno se quiere formar?
- Es difícil porque es verdad que hoy día en el mundo hay muchas personas con diferentes intenciones, diferentes deseos. Si el deseo de una persona es egoísta y tiene a su disposición algunas
herramientas de psicología o de lo que sea va a utilizarlas para cumplir sus deseos egoístas. Es
importante tener sabiduría para ser capaz de distinguir que las instrucciones son correctas o en
verdad están mezcladas con intenciones egoístas o no. En el budismo las instrucciones se transmitieron a través de un linaje de experiencia de maestro a discípulo.
Incluso con el cambio de generación, debido a que el linaje es un linaje de experiencia, los maestros podían adaptar las instrucciones para que encajaran mejor en las personas. Para mí, un punto importante para asegurarme de que las instrucciones van a llevar a un buen puerto es que provienen de un linaje puro y luego también uno necesita la sabiduría básica para discernir cuando hay motivaciones políticas, ordinarias y discernir cuando la motivación es pura.

- ¿El laicismo en la sociedad actual se ha notado en el budismo, se han perdido seguidores en España?
- El budismo es muy nuevo en España. En lugar de reducirse está aumentando. Para muchas personas ahora las instrucciones budistas son una herramienta muy útil porque por lo general intentamos solucionar los problemas cambiando las circunstancias con la política y con los cambios externos y esto a veces es deprimente porque por mucho esfuerzo que ponemos sigue habiendo más y más problemas, no se acaban. Recuerdo que cuando no conocía el budismo me deprimía al ver eso. En cambio, cuando descubrí que uno puede solucionar los problemas mejorando la propia mente, desarrollándola y ayudando a los demás a hacer lo mismo se abrió una nueva perspectiva. Un nuevo horizonte realista en el que sí que es posible que podamos solucionar nuestros problemas, dejar de sufrir.
Aprender a ser feliz es posible no es una utopía. Para muchas personas cuando lo descubren y sobre todo cuando lo empiezan a aplicarlo, aunque sea a un nivel básico, se les abre un nuevo horizonte y esto es muy esperanzador.

*(Entrevista realizada por Isabel Muñoz. Publicada en el Diario de Teruel. Miércoles, 9 de septiembre de 2015)
...............................................
CONFERENCIA GRATUITA:
CÓMO SER FELIZ EN 5 PASOS. 
Viernes 4 de marzo, 20:00 h. C/ Girona 102, BCN. Inscripciones: http://goo.gl/1ccK24
Descubre de la mano de guen Rabjor, nuestro maestro de meditación principal, métodos científicos para cumplir nuestro deseo más antiguo y profundo: ser feliz. 
www.meditarabcn.org