jueves, 29 de diciembre de 2016

Reiníciate, medita y prográmate para un 2017 feliz

Un año comienza y nos brinda la oportunidad de proponernos nuevos caminos, nuevos objetivos. Es un momento de mucha esperanza. ¿Y por qué no, el momento de comenzar a meditar? 
La meditación es un método muy eficaz para transformar lo negativo en positivo, lo destructivo en constructivo, la frustración en confianza, la confusión en claridad mental. La meditación nos ayuda a desarrollar un buen carácter y un buen corazón, las claves para una vida feliz. Entonces, ¿por qué no probar? Este puede ser un objetivo lleno de significado para el año que comienza. ¿Empezamos? 

 Si logramos adquirir el hábito de dedicar un tiempo cada día a la meditación siempre encontraremos un lugar y un momento, cualquier momento del día, para meditar. Aquí encontrarás algún consejo extraído del modo de vida kadampa para ayudarte a ponerte en marcha ;-) y con un poco de constancia, mantener la práctica de la meditación durante el resto del año.

¡Vamos allá! 
Si eres nuevo en la meditación, al principio puedes sentir que meditar es bastante difícil porque tu mente no parece estar interesada en seguir las instrucciones. Tal vez ya has asistido a alguna clase de meditación donde el maestro dice: "concéntrate en la respiración". Las instrucciones llegan a través de la voz de un meditador experimentado, y piensas: "Bueno, eso suena bien, voy a intentarlo." Pero luego resulta que no podemos mantener la concentración. Nuestra mente se pierde en los confines del universo en un instante. Parece como si la mente se resistiera a seguir las instrucciones. A veces incluso parece como si se negara a obedecer: "Yo no voy a hacer esto. Yo no voy a meditar en la respiración. Voy a pensar en esta cosa vieja y aburrida de nuevo".

Aprovecha la fuerza del hábito y la inspiración del grupo
Cuanto más practiques, especialmente si practicas de forma regular y en grupo, poco a poco te darás cuenta de que estás empezando a disfrutar de la meditación. Después de un tiempo, realmente vas a querer meditar, e incluso, llegará un momento en que ya no te planteas la vida sin meditar. Al principio te sorprendes pensando: "¡Oh, hoy he meditado!", como si meditar fuera algo extraño o extraordinario, pero luego acabas pensando: "Oh, hoy no he meditado. Claro, por eso tengo la mente más descontrolada". Esto se debe a que gracias a la experiencia nos hacemos cada vez más conscientes de nuestros pensamientos y nos habituamos a experimentar paz interior. Hemos comprobado el efecto curativo profundo que la meditación tiene sobre nuestro cuerpo y nuestra mente, y como han mejorado nuestras relaciones con los demás. En realidad, todo mejora en cuanto tenemos un poco de control sobre nuestra mente, en cuanto disfrutamos de mayor claridad y paz interior.

No te creas al desánimo: meditar no es difícil 
¿Por qué nos parece tan difícil la meditación? En realidad, eso es lo que nos está intentando hacer creer la pereza del desánimo porque si lo pensamos con detenimiento...¿Por qué debería ser taaaaan difícil la meditación? ¿Por qué debería ser difícil enfocar la mente en la respiración, por ejemplo? Hacemos un montón de cosas que son mucho más difíciles. Utilizar el ordenador, eso es más difícil. Conducir un coche, es más difícil. Torcer nuestro cuerpo en alguna postura de yoga, es más difícil. Pero prestar atención a la sensación del aire al entrar y salir por los orificios nasales, sin duda no es algo tan complicado. Eso debería ser casi como un juego de niños. ¿Qué podría ser más simple?

Nuestra respiración ya está aquí, no tenemos que inventarla. Todo lo que necesitamos hacer es poner nuestra atención en ella y dejarla ahí. Como aparcar el coche. Aparcar el coche muy fácil - simplemente aparcas y lo dejas. Pero con la mente no pasa lo mismo. No permanece aparcada. Enseguida se va, se va. 
En realidad, lo que ocurre, es que nuestro deseo de concentrarnos no es muy fuerte y al principio no vemos con claridad qué beneficios tiene mantener nuestra atención puesta en algo tan poco excitante como la respiración. Por muy poderosa que sea nuestra mente, nunca haremos algo que no deseemos hacer. Por eso, es tan importante conocer y contemplar los beneficios de meditar. 

Entrenamiento mental: vuelve, vuelve, vuelve 
Al principio, la principal tarea del meditador es traer una y otra vez a la mente al objeto de la meditación, por ejemplo, la respiración. 
 "Oh, se supone que estoy meditando. Me olvidé." Y traemos a la mente de vuelta. Hacemos esto una y otra vez. (De este modo, nuestra atención y nuestra concentración se van volviendo cada vez más poderosas.)

Nuestra mente es como un perrito sin adiestrar. ¿Por qué? Hábito. Es sólo una cuestión de (mala) costumbre. Por eso nos resulta difícil. Nuestra mente está acostumbrada a ser indisciplinada y, cuando comenzamos a tomar el control, estamos empezando a ejercer la disciplina sobre la mente. Cuando hayamos adquirido más capacidad de concentración entonces con más facilidad podremos aprender a dirigir nuestra mente por los caminos que la conducen hacia experiencias constructivas y apacibles.

Colorea tu mente con virtud
En realidad, la meditación en la respiración es solo una preparación cuyo objetivo principal es eliminar las distracciones, calmar la mente y prepararla para llenarla de virtud (es decir, de pensamientos que produzcan paz interior y actitudes sabias, constructivas). 
Cuando meditamos, por ejemplo en el amor o en la compasión, primero tenemos que pasar algún tiempo contemplando razonamientos especiales que hagan surgir estas mentes virtuosas en nuestro corazón. Cuando hayamos logrado que se manifiesten, entonces sí podemos concentrarnos en ellas. Mezclamos nuestra mente con este sentimiento a fin de obtener una experiencia penetrante y profunda de amor o compasión. Dejamos que nuestra mente se tiña con la belleza alegre de la virtud e intentamos surgir de la meditación llevándola puesta. 

Cumple tus deseos 
Nuestras meditaciones sobre el amor, la compasión, la sabiduría... nos llevarán a donde queremos ir: a cumplir nuestros deseos de ser felices y de evitar el sufrimiento.
Ese es un viaje interior, profundamente transformador y gozoso... pero solo si perseveramos en nuestros propósitos más allá de las primeras semanas de enero :-)
..........................................................................................


Para aprender más:
CONFERENCIA GRATUITA CON GUEN RABJOR: MEDITACIÓN –Tres imprescindibles para tener éxito en la vida–. 
Lunes 9 de enero de 20.00 a 21.30h.
En esta conferencia, descubriremos de la mano de guen Rabjor, tres herramientas indispensables: mindfulness –retentiva mental–, alertness –vigilancia mental–y conscientiousness –recta conducta–, la función de cada una de ellas y una introducción a cómo utilizarlas de manera práctica tanto en meditación como en nuestras actividades cotidianas. De este modo, y aunque estemos muy ocupados, podemos llegar adquirir la habilidad de convertir nuestra mente en una fuente inagotable de felicidad.
LUGAR: Centro de Meditación Kadampa de Barcelona. C/ Girona 102, Barcelona (entre Aragó y Valencia). Metro: Verdaguer o Girona.
PARA INSCRIBIRTE HAZ CLICK EN EL ENLACE: https://goo.gl/fCVdKn


Reto 21 días: Meditación y mindfulness para la vida diaria. BCN, 10 al 31 enero'17
Hemos diseñado un programa completo y variado, para que aprendas desde cero o para que mejores la calidad de tu práctica de meditación, específicamente de tu concentración y tu retentiva mental –mindfulness–. Podrás aprender el arte de mantener una mente feliz, la técnica de la meditación y adquirir no solo una comprensión teórica sino una experiencia práctica. Para más información e inscripciones, haz click aquí. 




lunes, 26 de diciembre de 2016

Propósito para el Año Nuevo: Ser feliz

Las listas de nuestros propósitos de Año Nuevo siempre suelen ser: aprender inglés, ir al gimnasio, viajar más, conseguir trabajo… Este año que se va, para mí y quizás también para ti, ha sido un año difícil. Esas dificultades, a menudo son como golpes que te da la vida para que abras los ojos. Y es entonces cuando un obstáculo se convierte en una oportunidad. 


En mi caso, las prioridades han cambiado y mi propósito es ser feliz. No simplemente disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, sino llegar a ser feliz con todas las letras, ir construyendo las bases de una felicidad que no se vea interrumpida por las circunstancias. Experimentar paz y satisfacción es el mayor de mis propósitos. No ha dejado de resonar en mi cabeza, una pregunta que soltó al aire el maestro guen Rabjor en la primera conferencia a la que asistí y que ahora me hago todos los días: - Hoy, ¿te gustaría ser feliz? ¿Y mañana? ¿Y pasado mañana? ¿Te gustaría ser feliz siempre?


Construir felicidad
En la pasada conferencia Mindfulness, indispensable para una vida apacible y feliz, guen Chokga nos explicó un método científico para ser feliz: cultivar la virtud. (La virtud se define como "el fenómeno que actúa como causa principal de la felicidad". Cómo comprender la menteGueshe Kelsang Gyatso). Me encanta el término de cultivar porque lo imagino como cultivar semillas en un campo, y esto requiere paciencia hasta ver las plantas crecer. Es decir, que cualquier esfuerzo que hagas, va a merecer la pena aunque todavía no veas los frutos. 

'Ser positivo' no es suficiente
Con una claridad magistral, guen Chokga nos mostró como los pensamientos virtuosos no son simplemente pensamientos positivos. Hay actitudes que pueden hacernos sentir destellos de felicidad aparente pero que en el fondo no nos sostienen. ¿Qué pasa cuando todas esas circunstancias positivas cambian? Porque lo sabemos: cambian. La situación económica, las relaciones, la reputación... son cosas que en cualquier momento pueden fallarnos, y es entonces cuando nos damos cuenta de que en realidad no nos sostenían. En cambio, con la virtud no ocurre lo mismo. Las mentes virtuosas nos sostienen siempre, a pesar de lo duras que sean las circunstancias externas, nos benefician tanto a nosotros mismos como a los que nos rodean, nos proporcionan verdadera felicidad. En ese momento, creo que todos lo tuvimos claro: la virtud es lo único que realmente me va a sostener. Y ahí fue cuando la maestra nos lanzó una pregunta: seguro que tienes un repertorio de música... ¿cuál es tu repertorio de virtud? En silencio, creo que más de uno llegó a la misma conclusión: necesito aumentar mi repertorio de virtud. 

El método
Para cultivar pensamientos virtuosos que crearán en nuestro interior paz y felicidad, no solo necesitamos adiestrarnos en el mindfulness sino que lo debemos cultivar con otros dos factores mentales indispensables: 

Mindfulness, conscientiousness & alertness 
1. Conscientiousness  / Recta conducta:  Es el factor mental que, en dependencia del esfuerzo, estima lo que es virtuoso y protege la mente de las perturbaciones mentales. Como resultado, la mente se mantiene pura, lúcida, estable y poderosa. Este factor mental nos hace mejorar como persona profundamente. ¿Por qué es importante practicar conscientiousness en combinación con el mindfulness? Guen Chokga lo ilustró con un ejemplo buenísimo: ¿te imaginas un franco tirador plenamente consciente? 

2. Alertness / Vigilancia mental: Es una clase de sabiduría que permanece alerta observado la mente para detectar si aparece alguna perturbación mental. Con entrenamiento, nos podemos incluso pescar en los inicios de esas perturbaciones como el enfado, los celos, etc. Ahora mismo, somos extremadamente buenos reconociendo esos defectos en otras personas, así que sólo hay que cambiar la dirección de la mirada hacia nuestro interior.

3. Mindfulness / Retentiva mental : Para mantener la mente enfocada en los pensamientos que producen un efecto favorable en nuestro mente necesitamos la retentiva mental o mindfulness. De este modo recordamos la virtud pero no sólo la recordamos, sino que la guardamos en nuestro corazón, nos deja huella y al hacerlo, sentimos paz y felicidad.


De este modo, cuando aparezca una perturbación mental, le clavamos la lanza de la virtud. Llegará un momento en el que estaremos tan familiarizados con la virtud que no aparecerá ninguna perturbación. Y de esta forma, te encuentras reaccionando de manera diferente, sin dolor, a situaciones que nunca creíste saber gestionar.
Si invertimos en aumentar y mejorar nuestro repertorio de virtudes, en el próximo año seremos ricos en felicidad y tendremos la solución de nuestros problemas internos.
......................................................................
Para aprender más:
CONFERENCIA GRATUITA CON GUEN RABJOR: MEDITACIÓN –Tres imprescindibles para tener éxito en la vida–. 
Lunes 9 de enero de 20.00 a 21.30h.
En esta conferencia, descubriremos de la mano de guen Rabjor, tres herramientas indispensables: mindfulness –retentiva mental–, alertness –vigilancia mental–y conscientiousness –recta conducta–, la función de cada una de ellas y una introducción a cómo utilizarlas de manera práctica tanto en meditación como en nuestras actividades cotidianas. De este modo, y aunque estemos muy ocupados, podemos llegar adquirir la habilidad de convertir nuestra mente en una fuente inagotable de felicidad.
LUGAR: Centro de Meditación Kadampa de Barcelona. C/ Girona 102, Barcelona (entre Aragó y Valencia). Metro: Verdaguer o Girona.
PARA INSCRIBIRTE HAZ CLICK EN EL ENLACE: https://goo.gl/fCVdKn

Reto 21 días: Meditación y mindfulness para la vida diaria. BCN, 10 al 31 enero'17
Hemos diseñado un programa completo y variado, para que aprendas desde cero o para que mejores la calidad de tu práctica de meditación, específicamente de tu concentración y tu retentiva mental –mindfulness–. Podrás aprender el arte de mantener una mente feliz, la técnica de la meditación y adquirir no solo una comprensión teórica sino una experiencia práctica. Para más información e inscripciones, haz click aquí.