martes, 31 de octubre de 2017

Si algo no te gusta, simplemente cambia tu mente


En el texto “Adiestramiento de la mente en 7 puntos” de Gueshe Chekhaua se muestra la gran compasión como el camino hacia la iluminación, pues adiestrar nuestra mente de ese modo, entrenándonos en la compasión como práctica principal, nos permitirá destruir los puntos de vista incorrectos que nos causan sufrimiento y nos llevan a realizar acciones que dañan a los demás, por la sabiduría de una mente controlada y con gran virtud.

Forma parte de nuestra naturaleza humana sentir compasión, esta es una mente que surge de manera natural cuando vemos a nuestros seres queridos sufrir y queremos ayudarlos para que estén mejor. Podemos observar que también a los animales les ocurre, y que también nuestra compasión muchas veces se extiende a otros seres. Con el adiestramiento de la mente podemos hacer que nuestra compasión crezca hasta convertirse en la gran compasión, esta mente tiene el poder de llevarnos a nosotros y a todos los seres más allá del sufrimiento, al estado de la iluminación total.

Y como nos sucede con todo, teniendo claro el objetivo es más fácil ir a por él. Durante el retiro con  Guen-la Thubten tuvimos la oportunidad de recibir los consejos del “Adiestramiento de la mente en 7 puntos”, unas instrucciones directas y prácticas que si recordamos durante las actividades diarias pueden transformar cada cosa que hagamos y cada situación que nos encontremos en práctica espiritual, en el desarrollo de nuestras cualidades. ¡Incluso las circunstancias adversas pueden transformarse! Cómo el maestro nos explicó, si algo “no te gusta”, simplemente cambia tu mente. Porque sí, la mente se puede cambiar si no nos identificamos con ella. Depende siempre solo de una mente feliz., dice Gueshe Chekhaua. Nuestra mente es cambiante, y sobre todo, es solo designación. Y aquí, claro, entramos en el tema de la vacuidad, en el que también tuvimos la oportunidad de meditar y en el que profundizaremos en el próximo evento del 10 al 14 de noviembre en la masía con guen Rabjor y guen Tharpa.

No es poco el trabajo a hacer, y serán muchos los obstáculos. El apego a nuestras propias ideas a veces nos frena, pero soltarlas será liberador y nos dará la oportunidad de evolucionar, de avanzar. Para ayudarnos, los compromisos y preceptos del Adiestramiento de la Mente pueden servirnos de manual de instrucciones. ¡El manual para llenar de sentido nuestras vidas!
...................................................................................................................................................................
meditarabcn.org

sábado, 21 de octubre de 2017

Qué se hace en un festival de budismo kadampa y como reunir todos los yogas en uno




Día 2
La carpa de meditación del festival es cálida y acogedora para nuestras meditaciones matutinas dirigidas por guen Ananda. Los organizadores y voluntarios del festival claramente han estado trabajando duro para compensar los retrasos causados ​​por la tormenta. ¡Qué amables! Guen Ananda dirige dos hermosas meditaciones que nos permiten preparar nuestras mentes para la iniciación de la tarde y las enseñanzas sobre la Compasión Universal. Nos da mucho tiempo para acomodar nuestra mente en una experiencia de paz interior antes de guiarnos a dulces contemplaciones. El énfasis está en personalizar las meditaciones. Por ejemplo, en la segunda meditación, en la que contemplamos los beneficios de "entrenar la mente", dice, "no es suficiente decirnos que apreciamos las prácticas". Él dice que necesitamos pensar profundamente cómo funcionarán estas prácticas "como un diamante, como el sol, y como un árbol medicinal" para nosotros personalmente, de esta manera moviendo nuestras mentes hacia un compromiso sincero con las enseñanzas.

Durante el almuerzo y durante los descansos la gente está disfrutando de ponerse al día con viejos amigos y haciendo nuevos amigos con tazas de café y té en las cafeterías con ambiente de pueblo de los terrenos del festival.

Guenla Dekyong se ve radiante y alegre a lo largo de la iniciación de Avalokiteshvara donde alrededor de mil personas llenan la carpa de meditación. Nos cuenta que Avalokiteshvara es la compasión de todos los Budas que aparece en una forma. "A medida que mejoramos nuestra compasión, la compasión nos mejora a nosotros, purificando nuestra mente y purificando así nuestro mundo. Por eso necesitamos confiar en Avalokiteshvara”. Nos dice que el objetivo de todas nuestras prácticas y de hecho de todo el budismo, es siempre la paz mundial, que para nosotros significa la eterna felicidad de todos los seres vivos.

Durante la iniciación, guenla Dekyong nos guía hábilmente para alejar nuestras apariencias ordinarias, permitiéndonos imaginar que estamos recibiendo la iniciación directamente de una manifestación de Avalokiteshvara en una tierra pura. De esta manera nos abrimos a recibir bendiciones poderosas. Cuando todos juntos recitamos el mantra de Avalokiteshvara, OM MANI PEME HUM, es fácil imaginar la repercusión del mantra, el sonido de la compasión pura, irradiando hacia el mundo entero transformando las mentes de todos. Qué especial tener la oportunidad de participar en algo tan puramente beneficioso.


Después de la iniciación, cuando salimos al aire fresco y despejado, una luna llena brilla intensamente en el cielo nocturno. Que la radiante luz de la iluminada compasión brille por todas partes!


Día 4
El sol brillante y el cielo azul claro nos saludan por la mañana. Los bosques alrededor de Tharpaland crean un entorno mágico silencioso en el que contemplar o hablar de las enseñanzas. O las conversaciones se desarrollan en las cafeterías con tazas de té y café, y un trozo de tarta de vez en cuando o el donut de mermelada.

Y es que hay mucho de lo que hablar, como que guenla Dekyong, en su enseñanza matinal, nos ha llevado a través de las prácticas de desarrollar la compasión universal, bodhichita y la práctica de tomar combinado con las seis perfecciones. Uno de los temas principales es cómo “la compasión encuentra el sufrimiento de los demás insoportable, pero no nos deprime”, sino que “nos da una tremenda energía para beneficiar a los demás”, tal y como cita guenla del libro Cómo transformar tu vida.

 Guenla dice que "no es la falta de tiempo lo que nos detiene" de practicar y beneficiar a otros, "es la falta de deseo." Ella dice que si seguimos el consejo de Gueshe Chekawa en el libro Compasión universal podemos "reunir todos los yogas en uno". En otras palabras, podemos hacer que todas nuestras actividades cotidianas sean significativas y sean una causa de la iluminación haciéndolas con las motivaciones puras de la compasión y la bodhichita.


El festival es una gran oportunidad para entrenarse en este aspecto. Y debido a que estamos interactuando con otros practicantes de la Sangha y trabajando junto a ellos, constantemente nos recordamos unos a otros nuestra intención pura. En la buena energía de cada uno y en las sonrisas alegres, podemos reconocer la verdad de las palabras de Gueshela. Mediante una intención pura podemos transformar nuestras vidas. Sólo tenemos que ponerlo en práctica.

 En la enseñanza de la tarde, guenla nos lleva a la profundidad de la experiencia de la vacuidad y de los fenómenos oníricos. Comprender la vacuidad y que todo es creado por la mente es clave para entender cómo nosotros y todos los seres vivos podemos llegar a convertirnos en seres iluminados. Necesitamos reconocer que "no hay ninguna felicidad que no sea mero nombre, ningún ser vivo que no sea mero nombre". Por lo tanto, la transformación profunda de la iluminación es posible.


Hacia el final de la exposición, nos da una cita del venerable Gueshela: "Sé amable contigo mismo. Ahora es el momento de llegar a la realización de la vacuidad”.

martes, 3 de octubre de 2017

Viajeros espirituales

VIAJEROS ESPIRITUALES

En realidad, este mundo no es nuestro hogar. No somos más que viajeros que estamos de paso. 

Llegamos de nuestra vida anterior y dentro de unos años, o incluso pocos días, viajaremos a nuestra próxima vida. Entramos en este mundo solos y con las manos vacías, y nos iremos del mismo modo. Todo lo que hayamos acumulado, incluyendo nuestro cuerpo, se quedará atrás. Lo único que podemos llevarnos de una vida a otra son las huellas de las acciones virtuosas y perjudiciales que hayamos realizado. Si ignoramos la muerte, echaremos a perder nuestra vida luchando por cosas que tendremos que dejar atrás y cometiendo acciones perjudiciales para conseguirlas, y nos veremos obligados a viajar a nuestra próxima vida sin otro equipaje que la pesada carga del karma negativo.



En cambio, si nuestro modo de vida se basa en una percepción realista de nuestra mortalidad, consideraremos que el desarrollo espiritual es mucho más importante que los logros mundanos y que el tiempo que permanezcamos en este mundo es una oportunidad para cultivar mentes virtuosas, como la paciencia, el amor, la compasión y la sabiduría. Motivados por estas mentes virtuosas, realizaremos acciones positivas y crearemos la causa de nuestra felicidad futura. Cuando vayamos a morir lo haremos sin miedo ni arrepentimiento porque nuestra mente tendrá la fortaleza del karma que habremos acumulado. 

Los maestros kadampas afirman que no sirve de nada tener miedo a la muerte cuando
estamos a punto de morir, sino que debemos hacerlo cuando todavía somos jóvenes. Sin embargo, la mayoría de las personas hace justo lo contrario. Durante su juventud piensan: "No me voy a morir" y se comportan de manera imprudente si preocuparse de la muerte, pero cuando esta llega, se sienten aterrorizados. 
Si generamos miedo a la muerte ahora, llenaremos nuestra vida de significado realizando acciones virtuosas y evitando las perjudiciales, y de este modo crearemos la causa para obtener un renacimiento afortunado. Cuando llegue el momento de nuestra muerte, nos sentiremos como un niño que llega a casa de sus padres y moriremos de manera gozosa y sin miedo. 

Seremos como Longdol Lama, un maestro budista tibetano que murió a una edad muy avanzada. Cuando llegó el momento de su muerte, se sentía feliz. La gente le preguntó porqué estaba tan contento y él respondió: "Si me muero esta mañana, renaceré esta misma tarde en una tierra pura y mi próxima vida será muy superior a esta". Longdol Lama se había preparado bien para la muerte e incluso había elegido el lugar de su propio renacimiento. Si utilizamos nuestra vida para dedicarnos con pureza a la práctica espiritual, podremos hacer lo mismo. 
Gueshe Kelsang Gyatso
Editorial Tharpa (En la página de la editorial puedes leer la introducción). Disponible también en eBook
(Título original: Living Meaningfully, Dying Joyfully. Editado por primera vez en 1999)

Para aprender más:
Taller + Retiro urbano: 'Una vida con significado, una muerte gozosa' 
Taller (sábado 21 octubre) + Retiro urbano (sábado 28 octubre)
Lugar: Centro de meditación kadampa de Barcelona 

C/ Girona 102, Barcelona