jueves, 23 de noviembre de 2017

¿A qué te aferras?¿a qué generas apego o aversión?

El pasado fin de semana celebramos el 25 aniversario de la llegada del Budismo Kadampa a Barcelona con un curso muy especial en el que teníamos de maestro invitado a guen Tharpa, quién vino a Barcelona en el 1992 a traernos la sabiduría de Buda, y a nuestro maestro residente guen Rabjor, que desde el 2002 es nuestro maestro principal.
La celebración se inició con la esencia de las enseñanzas de Buda, la profunda sabiduría que comprende la naturaleza verdadera de los fenómenos, la vacuidad.
Guen Tharpa nos introdujo los dos primeros días la profunda enseñanza de la vacuidad de los ocho extremos: producción, cesación, impermanencia, permanencia, ir, venir, singularidad y pluralidad.
Aprendimos sobre todo que la vacuidad no es la nada sino la verdadera naturaleza de todo, porque todo lo que existe tiene la característica de ser vacío de existencia independiente. Y que todos los fenómenos que son producidos son impermanentes, y puesto que cambian momento a momento no permanecen ni un solo instante. Y la pregunta a nuestra mente es: ¿a qué te aferras?¿a qué generas apego o aversión? ¡Qué interesante y liberador! ¿verdad?
El domingo, guen Rabjor nos introdujo la meditación de los cuatro emplazamientos cercanos de retentiva, o sea, mindfulness sobre la vacuidad del cuerpo, la sensación, la mente y los fenómenos.¿Nos dejamos algo? Nada, todo tiene la característica de ser vacío de existencia objetiva.
Guen Rabjor nos explicó por qué Buda de entre todos los factores mentales explica la vacuidad de la sensación por separado. Y es que amigos, es el apego a las sensaciones agradables y la aversión por las desagradables lo que nos mueve, lo que nos domina y nos mantiene en samsara, ¿cómo?: debido a que nuestras sensaciones son contaminadas nos hacen generar perturbaciones mentales, y estas nos hacen actuar de manera perjudicial y crear karma negativo que nos producirá sufrimiento en el futuro. Por lo tanto, no podremos liberarnos del sufrimiento hasta que dejemos de pensar que las sensaciones existen por su propio lado. Y, ¿de dónde vienen si no están ahí? aparecen como resultado del karma del pasado y de otras causas y condiciones que se reúnen; y cuando estas desaparecen, la sensación también se desvanece. Si existieran de verdad siempre tendríamos un tipo de sensación, agradable o desagradable, porque no podrían cambiar, y esto es imposible. 
El maestro nos animó a no depender tanto de nuestras sensaciones, y a que cuando suframos lo aceptemos pensando que solo es una sensación, que por muy desagradable que sea, es temporal, va a desaparecer y si reaccionamos ante ella con la actitud positiva de la paciencia habrá sido muy útil pasar por ella.
Luego tuvimos la oportunidad de hacer un precioso retiro para bajar las enseñanzas al corazón, ahí donde realmente las necesitamos para que entren en contacto con la enfermedad interna de nuestros engaños y podamos curarnos por completo.
De este retiro también nos llevamos las interesantes tertulias entre los nuevos y viejos amigos y amigas de la sangha, la paz conseguida, y la poderosa protección que da el Dharma en estos tiempos de locura y de ego incontrolado.
¡Os esperamos en el próximo retiro!
¡Qué gran suerte tener dos centros de Dharma Kadam en Barcelona!
 Gracias Gueshela por tu infinita bondad!!!
............................................
www.meditarabcn.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario