domingo, 7 de enero de 2018

¿Quieres empezar de nuevo? Descubre el método más poderoso y eficaz para darle un giro a tu vida

Comienza un año de nuevo y tenemos la oportunidad perfecta para hacer un cambio, reiniciarnos y afrontar una nueva etapa de otro modo. Cumplir propósitos o iniciar proyectos son cosas a las que nos empuja siempre la llegada de enero, ¿verdad?
Quizás llevas tiempo pensando en cultivar tu parte espiritual, en practicar algo que alivie tu estrés y te de paz, o bien en buscar esa calma en tus pensamientos para disfrutar, por fin, de una mente más silenciosa. ¡La meditación es tu respuesta!
La meditación es una disciplina que al descubrirla es capaz en muy poco tiempo de mostrarte su gran poder ya que los resultados son rápidos y muy sorprendentes. Es una herramienta personal que tendrás para siempre y para la que no necesitarás de nada más que tu propia mente. Es, además, una vía hacia la libertad y la felicidad pura que surge de la paz interior. Poco más se le puede pedir…
Pero no es fácil aprender a meditar sin alguien que nos guíe y nos muestre la manera más beneficiosa de hacerlo. Es muy importante, mediante nuestra propia observación y sentido común, escoger un buen lugar para iniciarse o profundizar en ella (tal vez en tu caso buscas ese “algo más” que en los simples ejercicios de relajación no encuentras). Y luego, cómo no, necesitamos de un hábito. De la misma manera que nadie espera ver resultados duraderos tras ir un par de veces al gimnasio, en cuanto al entreno de la mente también necesitamos cierta constancia, y es tan fácil conseguirlo como incorporando unos minutos de esta práctica en la rutina diaria.

¿Qué es la meditación?
Gueshe Kelsang Gyatso define la meditación como “la mente que se enfoca de manera convergente en un objeto virtuoso, y cuya función es hacer que la mente esté tranquila y en paz. Cada vez que meditamos estamos realizando una acción mental que nos hará experimentar paz interior en el futuro”.
Como ves, la meditación es una manera eficaz de cultivar paz interior, y al contrario de lo que a veces se piensa, no se basa en una actitud pasiva sino que requiere de una mente activa y despierta que se concentra con determinación.
¿Por qué necesito meditar?
Los beneficios de la meditación son muchos y los podrás ir descubriendo fácilmente. En primer lugar, nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, así como mantener una sensación de paz mental que aporta una felicidad más auténtica. En segundo lugar, es un ejercicio buenísimo para entrenar nuestra concentración y adquirir una mayor flexibilidad mental y física que nos permitirá reaccionar mejor y sentirnos más controlados ante cualquier circunstancia. Además, gracias a la meditación, podemos ir gradualmente haciendo cambios internos en nuestra manera de pensar y de ver las cosas, lo que se traducirá en unas relaciones personales más satisfactorias y la mejora de nuestra propia salud. Y es que cuando nuestra mente está serena dejamos de tener preocupaciones y disfrutamos de felicidad verdadera.

¿Cómo preparar un espacio para meditar y cómo sentarme?
No necesitas nada especial para meditar, de hecho a medida que ganes familiaridad podrás hacerlo en cualquier lugar, ¡incluso con ruido o gente alrededor! Para empezar, lo mejor es que encuentres un lugar tranquilo y silencioso. Aunque la postura ideal de meditación es con las piernas entrecruzadas, mucha gente practica la meditación sentada en una silla o sillón. ¡No hay inconveniente! Simplemente debes vigilar que tu espalda esté recta y tu cuerpo sin tensiones.

¿Cómo eliminar las distracciones y en qué enfocar la mente?
Claro, al principio la mente no nos ofrece mucho tiempo de silencio. Acostumbrados a tanto ruido y a un sin cesar de pensamientos, estímulos y distracciones, nos puede llevar algo de tiempo apaciguar ese jaleo. No obstante, hay métodos sencillos y prácticos que podemos aprender para dirigir la atención de manera adecuada.
Aunque es normal que durante la práctica surjan distracciones, podemos aprender a no seguirlas, es decir, a no dar continuidad a esos procesos mentales, sino regresar con flexibilidad a la atención correcta.
En el Budismo enfocamos la mente en lo que llamamos “objetos de meditación”, un pensamiento que para que nos beneficie debe ser virtuoso, o lo que es lo mismo, ser capaz por sí mismo de hacernos generar paz mental y estados mentales positivos. Mediante las enseñanzas del Dharma, la escucha de nuestros maestros o la lectura, vamos descubriendo de manera progresiva diferentes objetos en los que centrar nuestra meditación. Con ello, ésta se vuelve mucho más significativa porque va fundiendo nuestra mente con maneras de pensar más realistas que son capaces de transformar nuestra vida.
Ahora entonces solo te queda probarlo. ¿A qué esperas? En el Centro Kadampa de Barcelona iniciamos un nuevo reto este 10 de enero: 21 días de meditación para ser feliz. ¡Te esperamos!
.......................................................................................
Aprende a meditar y transforma tu vida
De lunes a domingos. Mindfulness y meditación.
“Tarifa plana” de 38€ que incluye:
· Todas las clases semanales, del 10 al 31 de enero
· Taller especial, sábado 13 de enero
· Retiro urbano, sábado 27 de enero
· 50% dto. retiro de fin de semana, 19-21 de enero en el KMC cerca de Montserrat (Sant Salvador de Guardiola)