lunes, 5 de febrero de 2018

¿Te gustaría ser amigo de Buda?

Iniciación de Buda Shakyamuni
Durante muchísimo tiempo hemos puesto toda nuestra energía y esfuerzos en cambiar las condiciones externas, buscando satisfacer nuestros deseos, cumplir objetivos, cambiar a los demás y conseguir que las cosas nos sean favorables. Tal vez tú también sientes que has invertido mucha energía en encontrar una pareja o el trabajo perfecto, en mantener una buena reputación, en poder disfrutar de los placeres que te gustan, o en vivir experiencias con las que soñabas… Aun así, ¿has logrado sentirte del todo satisfecho/a?
Parece que enseguida que hemos alcanzado unos deseos surgen otros nuevos, y que cuando logramos una aparente felicidad, ésta es efímera y de pronto surge una nueva necesidad, un nuevo problema o preocupación. Atisha dijo “los objetos que deseáis no producen más satisfacción que beber agua salada”, ¡y es que satisfacer nuestros deseos temporales parece que, en lugar de calmarnos la sed, nos la incrementa!
Buda Shakyamuni nos animó a cambiar la dirección de nuestros esfuerzos, de afuera hacia adentro, y a cambiar nuestra mente haciéndonos expertos de ella. Nuestros amigos y familiares nos apoyan y nos ayudan, a veces con acierto y otras no, pero imagínate qué gran amigo aquél que, con sus consejos, te ayuda a lograr tu verdadero objetivo: ¡disfrutar de felicidad plena por fin!.
Para poder sentirnos plenamente satisfechos de una vez por todas necesitamos aprender a controlar nuestra mente. Buda impartió 84 mil enseñanzas para guiarnos, ¡tenemos un manual de instrucciones extenso y perfecto!
Aunque en esta época, y especialmente en el mundo occidental en qué vivimos, tenemos muy olvidada la dimensión espiritual y damos muy poca importancia a este aspecto. Podemos decir que vivimos en el extremo de la materialidad: buscamos en objetos externos aquello que nos debe hacer feliz, consumimos una cosa y luego otra, y siempre terminamos por sentirnos decepcionados. Sentimos un vacío que no somos capaces de identificar. Como dicen nuestros maestros, es como tener bajadas las persianas y sufrir porque no nos toca el sol.
El camino espiritual es un camino liberador que nos lleva inequívocamente hacia ese objetivo de lograr la felicidad. Si la buscamos en cualquier otro lugar, la búsqueda será infructuosa.

Al confiar en las enseñanzas de Buda empezamos a abrir “las persianas” de la espiritualidad y dejar entrar la luz, que es la inspiración y la sabiduría de quien ya recorrió el camino y alcanzó la meta de la felicidad permanente.  
...........................................................................................................................
Iniciación tántrica de Buda Shakyamuni y Comentario a la Oración liberadora y a las Oraciones para meditar
Del 09 al 12 de febrero en el KMC Montserrat.

+info: http://www.meditarabcn.org/iniciacion-tantrica-montserrat/

No hay comentarios:

Publicar un comentario