jueves, 28 de junio de 2018

Únete al reto de meditación para disfrutar de unas vacaciones sin estrés

Empieza a meditar, integra el mejor hábito en tu vida
Cada vez más personas se están dando cuenta de la necesidad de hacer algo para controlar la
mente y conseguir una mayor paz interior. El estrés, las preocupaciones, y la vida ocupadísima
que todos llevamos en la sociedad occidental nos hacen a veces sentirnos mal o sufrir de
ansiedad. Además, al no ser capaces de escoger los pensamientos que tenemos, a menudo
experimentamos problemas, nuestras relaciones personales se ven perjudicadas y nos
sentimos enfadados o deprimidos. Todos buscamos sentirnos felices en todo momento y de
manera estable, pero la mayoría de las personas no sabe cómo lograrlo.
Existe un método milenario, que proviene del mundo oriental y de las enseñanzas de Buda, y
que no solo ha ayudado a muchas personas en el pasado sino que también nos puede ayudar
a nosotros ahora: la meditación. Seguro que has escuchado hablar de ella y de un concepto
muy de moda en los últimos tiempos, el mindfulness.

¿Crees que es importante aprender a practicar la meditación?
Tanto la felicidad como el sufrimiento son estados mentales, por lo tanto se puede ser feliz
adiestrando nuestra mente. Cuando meditamos la mente se calma, sentimos paz y creamos
un espacio en nuestro interior. Si aprendemos a mantener este espacio, nos mantendrá con
serenidad y alegría en todo momento, y seremos capaces de decidir antes de reaccionar.
Para aprender a meditar comenzamos con meditaciones sencillas, basadas por ejemplo en la
propia respiración, pero a medida que avanzamos podemos ir realizando meditaciones más
significativas. En ellas lo que hacemos es fundir la mente con lo que llamamos un “objeto de
meditación virtuoso”, esto es un sentimiento o pensamiento basado en sabiduría y que nos
hace experimentar una profunda paz a la vez que nos ayuda a ir cambiando tendencias
negativas en nuestra manera de pensar o de actuar. Todo con el objetivo de ser más felices y
poder hacer felices a los demás.
Fortalecer nuestra retentiva y concentración a través de la meditación y el mindfulness es como
hacer gimnasio con nuestra mente. Aunque cuando empezamos puede parecernos difícil,
enseguida que ganamos “fuerza mental” se va volviendo cada vez más sencillo y gozoso. ¡Es
una maravilla!
¿Y qué es el mindfulness?
El mindfulness no es otra cosa que la Retentiva mental, es decir, la capacidad de la mente para
mantenerse enfocada en un pensamiento. Lo que ocurre es que no todos los pensamientos
son positivos ni beneficiosos, y a veces enfocarnos de manera incorrecta puede hacernos
generar perturbaciones mentales. Por eso, el entrenamiento del mindfulness debe ir
acompañado de sabiduría para conocer bien en qué pensamientos o sentimientos debemos
concentrar la mente si queremos lograr el objetivo: Sentirnos felices y disfrutar de paz interior
en todo momento.
Para ello, mediante la meditación analítica y de emplazamiento, permitiremos que la virtud se
mantenga en nuestra mente cada vez durante más tiempo, hasta que al final nunca nos
abandone.
¿Te interesa pero no has encontrado el lugar apropiado ni el momento?
El venerable Gueshe Kelsang Gyatso ha adaptado este método para las personas del mundo
moderno, de manera que podemos adquirir una valiosísima práctica diaria que mejorará todos
los ámbitos de nuestra vida.
Como explicábamos en el artículo ¨Todos tenemos el billete para llevar una vida significativa¨, cualquier persona tiene el potencial de aprender a controlar la mente y ser feliz de
verdad, así que no dudes que tú también vas a ser capaz de meditar y mejorar la calidad de tus
pensamientos. Con la meditación y las enseñanzas del Budismo Kadampa puedes ir
descubriendo progresivamente el método para lograrlo.
La meditación es un hábito que debemos integrar en nuestra vida si queremos experimentar
sus profundos beneficios, por ello, como en todo hábito te ayudará cierta constancia y
regularidad. ¡Aprovecha este mes de julio y apúntate al Reto 15 días con Mindfulness!