¿Sabes lo que realmente es el amor?

Me complace mucho tener la oportunidad de compartir con vosotros un poco de mi corta experiencia integrando las preciosas enseñanzas de nuestro Maestro Buda. Éstas han cambiado mi vida y la de muchas más personas durante siglos. Espero que les pueda servir.

El próximo fin de semana se llevará a cabo la iniciación de Buda Maitreya, el Buda del amor bondadoso, así que tal vez ahora hayas adivinado sobre lo que te hablaré. Sí, hablaré sobre el amor,  pienso que muchos de nosotros desconocemos su verdadero significado.

Amor para ser feliz

Creo que está claro para todos que el amor es muy importante para sentirnos felices. Incluso teniendo todo el dinero del mundo a nuestro alcance, si no disfrutamos de relaciones armoniosas, tanto en nuestra familia, en el trabajo o con nuestros amigos, es posible que nos sintamos solos, tristes, enojados e intranquilos; de ahí la famosa frase "hay cosas que el dinero no puede comprar" y el amor es una de ellas.

Es imprescindible aprender y comprender lo que en realidad significa si deseamos ser felices y cumplir nuestros deseos más profundos.


Cuestionarse para cambiar

Justamente al llegar al centro venía con mucha tristeza y, sin imaginarlo, encontré la medicina perfecta para mi problema. Entendí que sufría en gran parte porque no sabía lo que es el amor.

Me di cuenta de ello a través de un mero razonamiento lógico que contemplé gracias a las enseñanzas. Si el amor causa felicidad, entonces ¿cómo es posible que también me hiciera sufrir? si amo a alguien, entonces ¿cómo es posible que su felicidad y libertad me molesten? Me costó aceptarlo, pero era evidente que algo estaba mal en mí.


¿Qué es el amor?

Al llegar al centro escuché que el amor verdadero es aquel sentimiento que considera que la felicidad y libertad de los demás son al menos tan importantes como las mías. Así pude ver cuál era mi problema; claro que quería que los demás fueran felices, pero cuando pensaba en los demás pensaba en los míos y, en muchos casos, cuando pensaba en su felicidad de alguna forma yo tenía que estar involucrada en sus planes. Ese “amor” estaba basado en satisfacer mis propios deseos y en que las otras personas me hicieran sentir bien. Noté que cuando imaginaba la felicidad de los demás yo debía estar involucrada todo el tiempo en dicha experiencia, ya sea explícita o implícitamente. Me asaltaban las palabras “yo”, “mi”, “me” y “mío” y, como decimos en mi país, vi que todo el tiempo yo estaba metida en la sopa. Observé que sufro porque me estimo a mí misma.





Al principio me costó mucho entenderlo, especialmente porque estamos en una sociedad donde se piensa lo contrario. Una sociedad en la que la mayoría se estima a sí mismo más que a los demás. Vivimos en un océano de seres donde cada uno piensa que es el más importante, ¿Cómo va a existir el amor y la armonía en estas condiciones? ¿No es apenas comprensible que estemos viviendo en una sociedad de tanto sufrimiento y dolor cuando hay egoísmo en nuestros corazones?.



¿De dónde surge la felicidad?

Estimar a los demás es algo que he ido aprendiendo poco a poco, pero sin duda a medida que voy integrando esta sabiduría en mi interior puedo notar que me siento evidentemente más satisfecha y feliz. Y con ello se va cumpliendo el razonamiento lógico. ¡Ahora que estoy aprendiendo a estimar a los demás, me voy sintiendo más y más feliz!.
Y es que cuando estimas a los demás y consideras que su felicidad es importante, es más fácil entenderles y ponerse en su lugar, en vez de juzgarles. De esta manera, estimando a los demás, sanas viejas heridas, tus relaciones se impregnan de armonía y, sobre todo, ¡no hay lugar para el enfado! ¿Te imaginas cómo debe ser vivir sin enfadarte? Mejor aún, ¿te imaginas un mundo sin el enemigo del enfado? ¡Debe ser una maravilla! y, lo mejor de todo, ¡Que es posible!




¡Haz parte de la solución!

Por ello, te invito el próximo fin de semana, del 15 al 17 de noviembre, a que participes en un gran evento, la iniciación de Buda Maitreya, que tendrá lugar en Barcelona; en donde recibiremos preciosas enseñanzas e inspiración que nos animarán a cultivar esta preciosa mente de amor en nuestro interior. Tenemos una sociedad sedienta de ayuda y ¡tenemos las herramientas para construir un mundo más feliz en la palma de la mano! ¡Te invito a que seas parte del cambio que empieza desde nuestro interior!




?

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares